Una comunidad de aprendizaje que integra saberes a través del juego

Una comunidad de aprendizaje que integra saberes a través del juego


Liceth Téllez y Eliana Gamboa, dos docentes de la Institución Educativa INEM Jorge Isaacs, se plantearon un ejercicio de reflexión pedagógica que les permitiera elaborar una propuesta orientada a niños y niñas de grado primero que inician su vida escolar en medio del confinamiento preventivo obligatorio. Es así como nació “Re-conectados”, una experiencia basada en la resiliencia.

El inicio del proceso de desarrollo psicológico, emocional y cognitivo, a la vez que el alistamiento en la conquista por su autonomía, son algunas de las particularidades que caracterizan a los menores entre 5 y 7 años que encuentran en sus padres de familia los mejores aliados para apoyar su aprendizaje en casa.

Diseñar actividades que fortalecieran el vínculo entre los miembros del hogar y reforzaran la resiliencia, fueron los propósitos pactados por las maestras para que a través del diálogo, la expresión del afecto, la lúdica, el ejercicio creativo y la lectura, se reconectaran padres, estudiantes, maestras y saberes.

La integración curricular en la cual se articulan las competencias y los desempeños de las mallas curriculares, el desarrollo de guías de aprendizaje con recursos sincrónicos, asincrónicos y videos tutoriales, la experimentación por parte de los chicos y el ejercicio de retroalimentación que permitiera validar lo aprendido, fueron los cuatro elementos que se tomaron como base para llevar a cabo esta experiencia pedagógica.

“Re-conectados movemos el cuerpo” es uno de los juegos propuestos que mediante una escalera impresa o dibujada con una casilla de partida y otra de llegada, íconos que demandan retos, un dado, unas fichas y unos acuerdos previamente socializados, los niños se divierten cantando en inglés, ejercitando su cuerpo con saltos de rana o abdominales y estudiando las diversas figuras geométricas.

“Creemos que el sentido de nuestra labor como maestros es la formación humana y “Re-conectados” nos ha permitido comprender que la escuela no es el único lugar donde se educa, pues el afecto, la convivencia, el cuidado de la vida, el diálogo y el amor que se alimenta en familia, hace que se vivan experiencias de formación en las que los niños trabajan hilando saberes y ya no únicamente con las 10 asignaturas del currículo. Es así como los docentes somos el puente para que esta práctica pedagógica esté atravesada por el saber”, expresó  Eliana Gamboa.

La creación de un títere a partir de una media, fríjoles, hilo, o lana, recreando al personaje favorito del cuento “No, no fui yo” del escritor Ivar Da Coll fue el desafío planteado para la conmemoración del Día del Idioma.

El reto “Sembrando vida desde casa” es otra de las dinámicas en la que participaron estudiantes de primero con sus familias, en la que la siembra de semillas de tomate, lenteja y alpiste dentro de cáscaras de huevo, les permitió familiarizarse con el cuidado del planeta reconociendo la importancia de los parques, los bosques y las selvas, elementos fundamentales para la preservación de nuestro medio ambiente.

 “El desafío más grande que nos hemos trazado es mantener a los niños y a las familias reconectados pues sabemos que en este momento de la contingencia muchos de los miembros de la familia ya están retornando a laborar para buscar sus sustentos, lo que hace que el acompañamiento de las actividades de aprendizaje se está trasladando a cuidadores, abuelos y otras personas, lo que nos exige la evaluación constante de nuestra estrategia y ajustarnos en la marcha” mencionó Liceth Téllez.

Silvia Cristina Ortiz Burgos


Número de visitas a esta página 989
Fecha de publicación 05/06/2020
Última modificación 05/06/2020

Versión 7.0.1

Powered by Nexura