IE Luis Fernando Caicedo le apuesta a las ciencias naturales en aislamiento preventivo.

IE Luis Fernando Caicedo le apuesta a las ciencias naturales en aislamiento preventivo.


Con la cuarentena decretada y como ejercicio lúdico pedagógico dentro del proyecto Cali Educa en Casa, la Institución Educativa (IE) Luis Fernando Caicedo desarrolló una práctica interdisciplinar que conecta saberes del área de las asignaturas de física, química y religión, a través de un proyecto de aula del área de ciencias naturales en los grados 10 y 11.

Dicha práctica que se enmarca en el Proyecto Ambiental Escolar (PRAE) surgió en las casas de los estudiantes de la zona ladera donde hay espacios para la siembra y cultivo de vegetales, frutos, aromáticas o especias.

De esta forma, los estudiantes de esta institución trabajan bajo la idea de construir una micro huerta casera, que genere al estudiante y su familia parte de los insumos alimenticios que requiere el hogar.

Patricia Lugo, docente de ciencias naturales y quien lidera este proyecto indicó que, “de esta manera la actividad empezó por entender una expresión que durante la pandemia se ha vuelto recurrente: seguridad alimentaria, haciendo alusión a las garantías de que en una comunidad todas las personas puedan tener acceso físico y económico a suficiente alimento para satisfacer sus necesidades nutricionales con el fin de llevar una vida productiva y sana”.

De esta forma, aprovechando los espacios de la casa se empiezan a implementar técnicas agroecológicas, promoción del reciclaje, el empoderamiento social, fomento del núcleo familiar, mejoramiento de la nutrición y la terapéutica, el ahorro en la economía doméstica y la protección ambiental de los estudiantes y sus familias.

Todo los recursos utilizados para la realización de estas huertas, hicieron parte de la cotidianidad del hogar, es decir, se sacaron las semillas de los mismos frutos consumidos en casa: el tomate, pimiento, pepino, melón, sandía, fresa, etc.; de igual forma se utilizaron como materas cajones, botellas plásticas, tubos de PVC, entre otros elementos que no tenían una utilidad en el hogar y en cuanto los espacios de plantación se recurrió a jardines, balcones, patios, terrazas y en aquellas casas donde no se contó con dichos espacios se hicieron huertos verticales en paredes y rejas.

Finalmente, estas actividades se realizaron con la orientación,  participación y apoyo de la familia y el acompañamiento de los maestros de esta institución.

Laura Amaranta Berón S.


Número de visitas a esta página 369
Fecha de publicación 24/07/2020
Última modificación 24/07/2020

Versión 7.0.1

Powered by Nexura