Heliconia Pajarito, planta que enamora en el Parque Ambiental Corazón de Pance

Heliconia Pajarito, planta que enamora en el Parque Ambiental Corazón de Pance


Cuando visite el Parque Ambiental Corazón de Pance quedará enamorado del laberinto para polinizadores donde podrá apreciar el encanto de la Heliconia Pajarito (Heliconia psittacorum) cuyo nombre hace referencia a la montaña griega Helicón, lugar sagrado donde se reunían las Musas.

Es por esto que haciendo gala de tan mítica referencia, es el lugar favorito de mariposas, abejas y colibríes que se deslumbran ante su singular belleza.

Esta flor pájaro -como es conocida popularmente- mitifica la belleza de la naturaleza donde las especies se parecen y complementan, fundiéndose en una sola, como cuando el colibrí sumerge su pico en busca de su sustento vital y, en su impetuoso recorrido se cubre de polen en el pico, el cuerpo y las plumas.

Al admirar este vistoso jardín de heliconias, la fascinación por esta bella flor inundará su ser el amarillo en todas sus formas que se viste luminosidad con los rayos del sol que caen en hilos, resaltando su belleza exótica, embriagando a sus espectadores con cada parte que la compone; agrupada como picos que apuntan al cielo recordándonos su anhelo de volar como todos aquellos seres alados que la visitan para enriquecerse con su dulce néctar.

El interior de este regalo de la naturaleza es fantástico: alberga hormigas en sus cavidades, simulando pequeños paraísos. Sus delgados pero fuertes tallos, alcanzan una altura de 1 a 3 metros, las láminas de las hojas las sostienen con fuerza y se adaptan para que cada una tenga espacio y puedan crecer en orden respetando la singularidad de cada una de ellas.

Sus majestuosas hojas están dispuestas oblicuas entre 15 y 60 centímetros de largo y 6 a 12 centímetros de ancho con un marcado nervio central, oblongas de color verde brillante, duras y flexibles, a manera de cuero, sirven de protección a sus curiosas flores, que aparecen en grupos de ocho y suelen ser amarillas o naranjas robando la atención de todos los seres de la naturaleza.

En condiciones favorables las heliconias pueden florecer durante todo el año, engalanando los jardines con colores que pueden variar entre el amarillo y el rosa dependiendo del cultivo, racimos de 2 a 6 flores con una longitud de 3 a 15 centímetros, frutos redondos de 1 centímetro de diámetro de color azul oscuro que contienen unas tres semillas cada uno.

Heliconia grácil, ligera, de inmensa alegría, que nos lleva hasta el corazón apacible de la majestuosidad de la vida, cálido nido de ternura donde los más pequeños insectos descansan de su largo viaje y los más fantásticos se deleitan con su dulzura.

Edith Perdomo Estrada


Número de visitas a esta página 971
Fecha de publicación 04/02/2022
Última modificación 04/02/2022

Versión 7.0.1

Powered by Nexura