Dagma llevó educación ambiental al Ecoparque Río Pance

Dagma llevó educación ambiental al Ecoparque Río Pance


Avistando águilas, colibríes, aves exóticas y aprendiendo sobre el medio ambiente, estudiantes del Colegio Bolívar y la Escuela Trinidad de la comuna 1, disfrutaron de una jornada de educación ambiental realizada por el Dagma junto a biólogos de la Universidad del Valle, denominada EcoFest Río Pance.

 El Embudo fue el punto de encuentro para explorar la naturaleza que ofrece este ecosistema rico en biodiversidad, conservado y administrado por la autoridad ambiental municipal.

Ana María Valencia, encargada de los humedales de Cali por parte del Dagma, aseguró que la administración de Maurice Armitage adelanta un trabajo desde el organismo ambiental, pertinente y asertivo para garantizar la conservación de todos estos ecoparques.

“En cuanto conocimos que esta es una zona cedida al Municipio, nos dedicamos a administrarla, ya que es un punto estratégico para la conservación de la biodiversidad en la cuenca media del río Pance. Aquí se generan unos impactos en la parte alta y baja del río, debido a que se encuentra entre bosque seco y bosque húmedo, lo que genera una biodiversidad alta, convirtiéndose en un espacio de amortiguación de esos impactos, por ello, generamos un espacio para la conservación de este relicto boscoso”, sostuvo la funcionaria. 

En tal sentido, precisó también Jorge Mogollón, biólogo del grupo de Educación Ambiental del Dagma que “las aves para nosotros han sido una estrategia importantísima para conectar a la gente con la naturaleza, la práctica que tenemos aquí la desarrollamos con muchos colegios de la ciudad, entidades no gubernamentales y con todo aquel que requiera nuestro servicio. Cali cuenta con aproximadamente 250 aves y en el municipio hay 565 especies, tener espacios de educación son vitales para la preservación de ellas”.

El sonido del río y el canto de las aves generan en el ecoparque el ambiente ideal para  conectarse con la naturaleza de una manera especial, cuenta con amplios espacios en el que la gente puede practicar yoga, sendero para caminatas, una cancha y amplia zona para avistamiento de aves.

“Esta es una actividad muy valiosa que hace que los niños salgan del entorno habitual, el colegio, la ciudad. Venimos al bosque a experimentar y ver cosas que nos ayudan a crecer y entender nuestro entorno.  Uno siempre ha escuchado que el mundo se está acabando, que hay que cuidar el medio ambiente pero nunca antes habíamos trabajado mano a mano con un ecoparque, me parece que es una actividad muy importante”, dijo Ema Velázquez, estudiante del Colegio Bolívar.

“Estamos tratando de que los jóvenes de las escuelas puedan experimentar y conocer espacios como estos, recuperando y cuidando el medio ambiente, porque para proteger hay que conocer y cuando uno conoce ama”, agrega Alejandra Zamorano, Bióloga de la Univalle y colaboradora del Colegio Bolívar.

El Ecoparque Río Pance, sector El Embudo, es un espacio de 11 hectáreas, abierto al público para la recuperación y conservación del mismo, en el que pueden realizar actividades educativas o de investigación y no “paseos de olla”, fogatas, ni mucho menos, para dejar basuras.

Geraldine Muñoz Asprilla.

 


Número de visitas a esta página 596
Fecha de publicación 09/03/2019
Última modificación 09/03/2019

Versión 7.0.1

Powered by Nexura