Con el apoyo de la Alcaldía de Cali se dio apertura a una restaurada Hacienda Cañasgordas

Con el apoyo de la Alcaldía de Cali se dio apertura a una restaurada Hacienda Cañasgordas

Gracias a la alianza entre la Alcaldía de Cali, la Gobernación del Valle y el Ministerio de Cultura, la Hacienda Cañasgordas recuperó su imponente aspecto y dejó salir magia colonial.


Allá en el sur, donde ya el sonido de los carros no se escucha y es solo el de los pájaros el que retumba, se encuentra la ‘Casa Grande’, esa que nos hace sentir orgullo patrio por ser una de las pruebas de que Cali fue precursora de la independencia colombiana. Hoy, después de 20 años y gracias a la alianza entre la Alcaldía de Cali, la Gobernación del Valle y el Ministerio de Cultura, la Hacienda Cañasgordas recuperó su imponente aspecto y dejó salir esa magia colonial que seguía guardada en sus rincones. 

Desde aquel 3 de julio de 1810 la Hacienda Cañasgordas se convirtió en lo que hoy es uno de los epicentros históricos más importantes del Valle del Cauca, por haber sido el lugar en el que se organizó el grito de independencia de Cali, justo 17 días antes del episodio del Florero de Llorente en Santa Fe de Bogotá. 

En 1980 este recinto histórico fue declarado Bien de Interés Cultural de la Nación, es por ello que se aunaron esfuerzos desde los gobiernos Municipales, Departamentales y Nacionales, para levantar, reforzar y restaurar sus muros, pisos, pañetes y su representativo trapiche.

Desde la Alcaldía de Maurice Armitage se propuso apoyar este proyecto, siendo parte de la apuesta por recuperar los íconos patrimoniales de nuestra ciudad y aportar al rescate de la historia y el orgullo ciudadano, por haber aportado a la independencia del país.

“En este año 2019 abrimos las puerta de la Hacienda Cañasgordas, la más importante que existió en el Valle del Cauca y especialmente en Cali. Esa importancia radica en que era la casa de residencia del Alférez Real, el poder durante la colonia. También se trató de un lugar que tenía una productividad nacional, en tabaco, ganadería, panela. Esta casa, además, es única porque es la única de dos pisos en esta arquitectura colonial”, expresó emocionada la Secretaría de Cultura de Cali, Luz Adriana Betancourt.

“Fueron más de 7 mil millones de pesos invertidos para restaurarla. La familia Velasco Reinales que había comprado la Hacienda en años anteriores la donó a la Fundación Cañasgordas, con el fin de que sea de uso público y pueda ser visitada por turistas y estudiantes”, agregó la funcionaria. 

Aunque aún faltan algunos lugares por restaurar, la gran parte de la Hacienda Cañasgordas ya está lista para recibir a todo aquel que quiera vibrar e imaginar cómo fue la vida del Alférez Real y del prócer Joaquín de Cayzedo y Cuero, durante la colonia. 

“La casa ya está restaurada fundamentalmente, el trapiche tiene unos componentes de valor arqueológico y por eso queremos preservar esto y montar algo como un restaurante para que la gente venga a disfrutar de este espectáculo histórico”, dijo el exalcalde Cali, Rodrigo Guerrero Velasco. 

Es así como desde la Alcaldía de Cali se articulan esfuerzos con otras entidades gubernamentales para que nuestra historia no se pierda y esté dispuesta para ser contada y mostrada a las futuras generaciones de colombianos, con el fin de siempre cuidar y preservar el patrimonio cultural y la tradición oral. 

“Se realizó restauración de la cubierta de la casona, pañetes, reintegración de pisos, pintura, reforzamientos estructurales, restauración del trapiche, el puente y la bóveda”, explicó la arquitecta de la tercera etapa de la restauración, Claudia González. 

Con esta intervención la Hacienda Cañasgordas tendrá 200 años más para ser admirada por millones de personas que conocerán la importancia de este lugar y podrán recorrer todas las historias que en sus pasillos y habitaciones están guardadas. 

Ana María Ramos


Número de visitas a esta página 415
Fecha de publicación 11/05/2019
Última modificación 11/05/2019

Versión 7.0.1

Powered by Nexura