Con el incendio de Los Cristales y Cristo Rey perdimos todos

Con el incendio de Los Cristales y Cristo Rey perdimos todos


El incendio forestal del viernes 31 de agosto de 2018 en el cerro Los Cristales y el ecoparque de Cristo Rey destruyó el 80 % de 114 hectáreas de capa vegetal, que habían sido restauradas por el Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente (Dagma). Se perdieron más de 180.000 especies arbustivas y arbóreas del ecosistema bosque seco, fauna y una inversión municipal aproximada a los 1.000 millones de pesos.

El incendio arrasó con el trabajo que hace más de tres años y medios venía desarrollando el Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente (Dagma).

Claudia María Buitrago Restrepo, directora del Dagma, indicó que “hace unos años esto no tenía vegetación y el Dagma desde 2015 ya había recuperado gran parte del cerro y sembrado muchas especies nativas, todas del bosque seco tropical; se había construido trinchos, que son obras de bioingeniería que permiten recuperar el suelo para atrapar el agua y ahora tenemos esto”.

El terreno de este cerro tutelar es difícil para consolidar plantaciones, no obstante, se había logrado establecer especies como: arrayanes, sangregado, yarumo, balso tambor, croton, cuerinegro, chiminangos, miconias, carboneros, entre otros. Además, se hicieron alrededor de 58 km de trinchos con especies como el botón de oro, nacedero y cordoncillo que ayudan al amarre de suelo y generan procesos de reclutamiento de regeneración natural.

También se tenía diversidad de plantaciones herbáceas y barreras cortafuego con especies piro resistentes como la cabuya; además, de la restauración de unos 13 nacimientos de agua, los cuales quedaron gravemente impactados.

Entre la fauna incinerada se cuentan pequeños mamíferos como guatines y armadillos; aves como guacharacas, tangaras y rastrojeros y otros animales como serpientes, insectos e iguanas, entre otros.

Esta es una tragedia ambiental porque además del tiempo que demora en recuperarse la capa vegetal, la afectación a nacimientos de agua, muerte de fauna, también es una pérdida de recursos municipales, los que ascienden  aproximadamente a 1.000 millones de pesos, que se han invertido en la recuperación de ese lugar.  

Cabe anotar, que el terreno natural del cerro es bastante complejo, teniendo en cuenta que allí la capa de suelo es muy delgada y el resto es roca, lo que no es una condición óptima para el retoño de las plantas. Pese a este conocimiento,  el Dagma con sus colaboradores, la comunidad de la zona, empresarios, academia y varias Organizaciones No Gubernamentales, realizó muchas jornadas de siembra. Los guardabosques y guardaparques han hecho un trabajo diario de custodia y cuidado, que permitió el renacer verde del cerro.

Al respecto de la propagación del incendio, vale la pena mencionar que la forma natural del cerro complicó la situación teniendo en cuenta que el mismo tiene muchas caras diferentes, con especies y desarrollos distintos que lo da básicamente la condición natural del viento, y mientras se atendía una cara, el incendio se propagaba en otra.

Más allá de la tristeza, la directora del Dagma indicó: “ahora lo que se viene es volver a empezar. Tenemos mucho dolor, la ciudadanía está muy dolida pero hay que volver a empezar con la restauración de inmediato, tenemos que esperar unos días y más o menos en una semana vamos a empezar de nuevo”.

En los próximos días la alcaldía de Cali hará una convocatoria masiva que busca reverdecer el cerro de Cristo Rey, con el apoyo de todos los que llevan a Santiago de Cali en su corazón.

 

Katherine Becerra Cárdenas


Número de visitas a esta página 5468
Fecha de publicación 02/09/2018
Última modificación 02/09/2018

Versión 7.0.1

Powered by Nexura