Por lluvias se incrementan jornadas de recolección de caracol africano

Por lluvias se incrementan jornadas de recolección de caracol africano


Teniendo en cuenta la proliferación, en una mayor proporción, del caracol africano debido a la temporada invernal, el Departamento Administrativo de Gestión de Medio Ambiente, Dagma, trabaja continuamente para hacer control y mitigar el impacto que genera la reproducción de estos especímenes en los diferentes sectores de la ciudad.

En lo corrido del año 2018, el grupo de Fauna Silvestre del Dagma, ha realizado alrededor de 30 jornadas en las que se han recolectado más de 2.000 caracoles africanos atendiendo las solicitudes de la comunidad en los sectores donde estos más se reproducen. 

El caracol africano es reconocido como una plaga que afecta la biodiversidad, la salud pública y la productividad agrícola del país.

La proliferación de este molusco, se debe a que en temporadas de lluvia, se inundan los sitios de localización de este espécimen lo que obliga a que salgan a la superficie y sean visibles para la comunidad, por eso en esta época se facilita su recolección.

“Es importante destacar que la presencia del caracol africano está asociada a la mala disposición de residuos sólidos, orgánicos, heces fecales de todo tipo de animales y escombros”, aseguró Andrés Posada, líder del grupo de Fauna Silvestre del Dagma. 

Además de controlar la propagación de estos especímenes, el Dagma realiza sensibilización a través de charlas a la comunidad sobre las repercusiones que pueda generar esta plaga en la salud humana y las recomendaciones que deben tener en cuenta las personas cuando manipulen o tenga cerca estos animales.

“Los caracoles están todo el tiempo a grandes profundidades de la tierra lo que dificulta la recolección, por esta razón en la temporada de lluvia es cuando se facilita dicha labor y además se puede realizar un control a su reproducción", agregó Posada.

Para quienes se encuentren cerca de este espécimen, se recomienda utilizar guantes de látex y tapabocas, utilizar doble bolsa para recolectarlos y aplicar cal viva dentro de la bolsa cal. También es importante utilizar cal en la zona donde se realizó la recolección para acabar con los posibles huevos que hayan quedado en el lugar.

Una vez, los especímenes sean recolectados pueden ser llevados al Centro de Zoonosis de la Secretaria de Salud Pública o llamar a las siguientes líneas: 6530869 – 3503150843 del grupo de Fauna del Dagma, quienes según el cronograma de actividades podrán apoyar trasladando los caracoles hasta el Centro de Zoonosis.

Jennifer Dorronsoro Torres


Número de visitas a esta página 935
Fecha de publicación 12/04/2018
Última modificación 12/04/2018

Versión 7.0.1

Powered by Nexura