En Cali, ciudadanos solicitan más tala de árboles que las constructoras

En Cali, ciudadanos solicitan más tala de árboles que las constructoras


De las 16.365 solicitudes de intervención arbórea que llegaron al Departamento Administrativo de Gestión de Medio Ambiente, Dagma, durante el 2017, la mayoría incluye la petición de tala de árboles y el 90 % de los requerimientos fueron realizados por la comunidad y únicamente el 10 % por empresas del sector privado.

Así lo dio a conocer Miguel Fernando Vásquez Abadía, jefe de Silvicultura Urbana y Protección Forestal de la institución, al advertir que la cifra supera las solicitudes realizadas por las organizaciones privadas para sus proyectos.

"Hacemos un llamado a la comunidad para que aprenda a convivir con sus especies arbóreas. Es lamentable la cantidad de requerimientos donde la gente le solicita al Dagma que le talen el árbol que está frente a su casa. Parece que la gente quiere vivir en medio del cemento”, señaló el funcionario.

De acuerdo con Vásquez Abadía, los argumentos que más expresan en las peticiones están relacionados con el daño que las raíces causan al andén, la molestia que pueden causar en la visibilidad desde sus ventanas o balcones, el deseo de construir garajes o ampliar los inmuebles, incluso, porque el andén se llena de hojas que luego tienen que barrer.

Precisamente como una forma de promover un sentimiento de protección hacia los árboles por parte de la comunidad, el Dagma está trabajando en dos frentes: el primero, la elaboración del Plan de Silvicultura que dará directrices al Municipio en esta área; luego publicará un manual que va a indicar las especies arbóreas que se deben sembrar dependiendo del sitio.

En el otro frente se está trabajando con la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca, C.V.C. a través de recursos de sobretasa ambiental, en un proyecto que está en ejecución relacionado con la extracción de raíces de árboles talados para que se siembren nuevos individuos vegetales.

Los árboles los tenemos que proteger, no solo desde el Estado, sino también desde la comunidad. “Una especie arbórea es la que nos descontamina la ciudad, genera oxígeno, nos aumenta la fauna. Tenemos que despertar de nuevo esa conciencia de vivir en medio de la naturaleza y preservarla. Recordar las enseñanzas de nuestros viejos”, puntualizó el coordinador de los temas arbóreos en Dagma.

 

Katherine Becerra Cárdenas
Comunicaciones DAGMA

 


Número de visitas a esta página 2335
Fecha de publicación 26/01/2018
Última modificación 28/01/2018

Versión 7.0.1

Powered by Nexura