Caleños son cada vez más conscientes a la hora de usar bolsas plásticas

Caleños son cada vez más conscientes a la hora de usar bolsas plásticas


Desde el 1 de julio los colombianos pagan el impuesto al consumo de las bolsas plásticas.

El objetivo de este impuesto, más que recaudar recursos, es desestimular el uso de la bolsa plástica en los puntos de pago, con lo cual se espera reducir los impactos ambientales asociados con los residuos generados por las bolsas después de que dejan de usarse. 


Aunque Colombia avanza en la gestión sostenible de los residuos sólidos, de la conciencia ambiental de los colombianos depende el éxito de todas las iniciativas impulsadas, tanto por el Gobierno como por el sector privado y la sociedad civil. 


En el caso del uso racional de la bolsa plástica, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible expidió la resolución 668 del 28 de abril de 2016, mediante la cual se reglamentó el uso racional de bolsas. Según la resolución, que entró en vigencia el 31 de diciembre de 2016, las bolsas menores de 30x30 salieron de circulación.


Las bolsas permitidas son aquellas con capacidad suficiente para soportar más peso, así como con mensajes alusivos al reciclaje y al cuidado del planeta, de esta manera se busca disminuir de manera gradual el uso de bolsas en los siguientes años, hasta alcanzar al menos el 60%, con respecto al año base. 
Para implementar esta norma, los supermercados afiliados a FENALCO Valle del Cauca, con el apoyo del DAGMA y el Gremio, lanzaron el pasado 1 de julio la campaña “DESEMCHUSPATE DE LA BOLSA PLASTICA”, con la cual, los ciudadanos empezaron a pedir las bolsas plásticas estrictamente necesarias, así como a llevar consigo distintos medios de transporte de mercancías como cajas de cartón o bolsas de tela. 


Las empresas que participan en la campaña son La 14, Surtifamiliar, La Gran Colombia, Cañaveral Supermercados, Renditiendas, El Rendidor, La Casa de los Tenderos, Autoservicio El Jardín, Mercar, Merca Z, Su Papa, Merca Pava, Caribe, Autoservicio Super A, Mercaunión, Supermercado Belalcazar, Mercatodo, y Mercamio. 
En lo corrido de este año, de acuerdo con la industria de plásticos, en Colombia se redujo en un 27% el consumo de bolsas, dato registrado por ventas anuales en cerca de 80 empresas productoras de este material, con una totalidad de ventas por el valor de 475.000 millones de pesos aproximadamente. 


De acuerdo con la Ley 1819 de 2016, los establecimientos comerciales deben cobrar el impuesto de $20 por cada bolsa. Esta tarifa se incrementará $10 cada año, de manera que para el 2020 llegará a $50 por bolsa. Este impuesto se cobrará a aquella persona que opte por recibir bolsas plásticas cuya finalidad sea cargar o llevar los productos adquiridos en establecimientos (incluyendo domicilios). 


Según estimaciones del Ministerio de Ambiente, un colombiano usa 6 bolsas semanales, 24 al mes, 288 al año y 22.176 en un promedio de vida de 77 años. El impuesto se recaudará al momento de la entrega de la bolsa. En todos los casos, en la factura de compra o documento equivalente deberá constar expresamente el número de bolsas y el valor del impuesto causado.

 
Este impuesto, que se aplica en más de 127 países en el mundo, le apunta a una sostenibilidad ambiental que depende de la conciencia de cada uno de los colombianos. De este impuesto están exentas las bolsas cuya finalidad no sea cargar o llevar productos en el punto de pago, las bolsas utilizadas como material de empaque de los productos pre-empacados, así como las biodegradables certificadas como tal por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y las bolsas reutilizables, que conforme a la reglamentación del Gobierno Nacional posean unas características técnicas y mecánicas que permiten ser usadas varias veces, sin que para ello requieran procesos de transformación. 

 


¿Por qué usar racionalmente la bolsa plástica? 

 

  1. Porque más de un trillón de bolsas plásticas se usan en el mundo cada año, lo que implica un gasto de aproximadamente 100 millones de barriles de petróleo globalmente para fabricar bolsas de plástico, es decir, para fabricar 14 bolsas se necesita una cantidad de combustible comparable, a la que se requiere para que un automóvil recorra 1,6 kilómetros.
  2. Porque según datos de la Fundación Seaturtles, cerca del 10% del total de los plásticos en el mundo terminan en los océanos. El 70% de los mismos yacen en el fondo del mar, lugar donde nunca serán degradados, así mismo, cada 2,59 kilómetros cuadrados de océano tienen unas 46.000 piezas de plástico flotando.
  3. Porque hay zonas marinas que tienen 3 kilogramos de plástico por cada 0,5 kg de plancton, y más de 100.000 animales marinos y más de un millón de aves mueren debido a los residuos plásticos que están dispersos en el medio ambiente. Las tortugas principalmente, mueren junto a otros animales marinos al engullir las bolsas debido a su parecido a las medusas, alimento de las mismas.
  4. Porque los impactos ambientales más importantes causados en Colombia por las bolsas plásticas son: 
  • Afectación sobre elementos de la estructura ecológica principal que lleva a un deterioro de ecosistemas estratégicos, entre ellos el pluvial y el marino. 
  • Polución visual en suelo, fuentes hídricas, espacios habitables de recreación y esparcimiento. 
  • Afectación de especies animales amenazadas por interferencia en las cadenas alimentarias. 
  • Afectación de sistemas críticos de servicios públicos por taponamiento de redes de alcantarillado, entre otros. 
  • Disminución importante de la capacidad de los rellenos sanitarios. • Generación de gases de Gases de Efecto Invernadero durante su fabricación.
  • Afectación a fuentes hídricas por degradación significativa de la calidad de este recurso. 

 


Número de visitas a esta página 562
Fecha de publicación 19/07/2017
Última modificación 19/07/2017

Versión 7.0.1

Powered by Nexura