Pacto por el agua

Pacto por el agua


Santiago de Cali, un territorio con cerca de 6.000 drenajes superficiales identificados entre ríos, riachuelos, quebradas, acequias, cauces y canales, alrededor de 2.000 nacimientos de agua en su zona montañosa, más de 200 humedales, un extenso acuífero de excelente calidad y bordeado por el segundo río más importante de Colombia, el Cauca, ostenta una riqueza hídrica de tal magnitud, que se considera necesario que sus habitantes, entre instituciones y comunidad, construyan colectivamente un Pacto Distrital por Agua.

La apuesta de este Plan de Desarrollo “Cali, unida por la vida”, se orienta a adoptar una opción contundente respecto a la sustentabilidad ambiental del Distrito Especial, reduciendo las cargas contaminantes y equilibrando los procesos en el ciclo del agua, beneficiando a nuestros ecosistemas hídricos y estimando y controlando los riesgos de afectaciones por desastres socionaturales en el contexto de adaptación al cambio climático, en el marco de lo que establecen las Políticas Nacionales Ambientales.

El reto consiste en impulsar acciones articuladas, transversales e interinstitucionales, aplicando la participación comunitaria efectiva e implementando los instrumentos de planificación de cuencas, humedales, acuíferos y sus áreas protegidas, al tiempo que se garantice la disponibilidad de agua para todos los caleños y caleñas, con calidad y suficiencia, reconociendo también aquellas iniciativas comunitarias en torno a la gestión eficiente del agua, cuyo fortalecimiento beneficie la consolidación del Pacto.

Será fundamental la articulación regional de las autoridades ambientales con jurisdicción en el territorio caleño (DAGMA, CVC y PNN), así como otros actores relevantes para lograr integralidad y gobernanza efectiva en el Pacto Distrital por el Agua, aprovechando espacios como la Comisión del Río Cauca, el recientemente firmado Pacto interinstitucional por la gobernabilidad ambiental sobre el Parque Nacional Natural Los Farallones y las cuencas hidrográficas de los Ríos Cauca y Pance, así como los colectivos ambientales que fortalecen la participación comunitaria.

De igual manera, se deberán aprovechar los espacios distritales ya constituidos como el seguimiento al PSMV, las mesas de trabajo del POMCA y PORH, el Comité de la Política Pública de Mejoramiento Integral de Hábitat, el COTSA, la estrategia de Pago por Servicios Ambientales, el Consejo de Gestión del Riesgo, la mesa de Servicios Públicos, entre otros.

En este sentido, es indispensable articular las acciones de los tres organismos de la Administración Distrital que realizan la gestión directa del agua en el territorio, el DAGMA, EMCALI y la UAESP, estructurando y coordinando las inversiones a realizar en el marco de este Pacto Distrital por el Agua, de manera que se optimice el uso de recursos y se incrementen los beneficios colectivos, sin dejar de lado la vinculación de todas las demás dependencias de la Administración Distrital, que de alguna manera son actores relevantes en este gran Pacto. A continuación, se relacionan los indicadores de impacto directo que permitirán construir, fortalecer y establecer el Pacto Distrital por el Agua en el próximo cuatrienio, complementados por todos aquellos proyectos de desarrollo que graviten en torno a la gestión de agua.

 

Acciones para conservar las cuencas hidrográficas

 


Número de visitas a esta página 335
Fecha de publicación 04/10/2022
Última modificación 04/10/2022

Versión 7.0.1

Powered by Nexura