Inician recorridos para sensibilizar el ordenamiento del espacio público con vendedores informales

Inician recorridos para sensibilizar el ordenamiento del espacio público con vendedores informales


Como parte de las medidas que la Administración Municipal adopta para recuperar y ordenar el espacio público, funcionarios de la Subsecretaría de Inspección, Vigilancia y Control iniciaron una serie de recorridos por los llamados ‘sitios críticos’ en el centro, oeste y sur de la ciudad.

En esta etapa inicial, el propósito se centra en abordar a los vendedores informales para definir el perfil de su actividad, los sectores que recorren con más frecuencia en su día a día y, de paso, conocer sus expectativas frente al ordenamiento que planea la Alcaldía de Santiago de Cali.

Los funcionarios de la Subsecretaría también interactúan con los ciudadanos que normalmente transitan por estos sectores, para conocer más datos de las mismas zonas, sus principales problemáticas, además de recibir sugerencias de la comunidad para su mejoramiento estructural. 

“Estos operativos se harán cada semana para identificar la problemática en diferentes sectores y hacer una estrategia diferencial”, manifestó Jimmy Dranguet, Subsecretario de Inspección, Vigilancia y Control. El funcionario dijo que puntualmente en el centro el asunto tiene que ver con la ocupación de las esquinas, intersecciones viales y áreas de hidrantes; así como con las ventas sobre las cebras y en las rampas para personas con movilidad reducida.

Armando González Rivas, dedicado desde hace 33 años a las ventas informales y ambulantes en el centro de Cali, tiene claro que el espacio público se respeta pero, asimismo, espera que los procesos de ordenamiento no atenten contra el derecho al trabajo. “Con moderación hay que organizar a los vendedores en un lugar con buena afluencia de gente y de parte nuestra estar dispuestos a colaborar para que el espacio público se respete”, expresa.

Un pensamiento similar tiene Yulián Caicedo Peña, quien desde hace 10 años se dedica a las ventas informales en el corazón de la ciudad. “Sería bueno una reubicación, porque tanto comerciante en las vías públicas da mal aspecto, pero tendría que ser un sitio estratégico, central, donde podamos tener ese beneficio”, comenta.

La Plaza de Caycedo, sitio emblemático de Cali, es muy frecuentado por pensionados como don Víctor Mario Figueroa, quien está de acuerdo con las políticas de recuperación del espacio público, pero asimismo entiende la necesidad de subsistir de muchas personas. “Si no hay herramientas para que estas personas se ganen la vida de forma honrada, se estaría generando más delincuencia”, considera.

El Presidente del Sindicato de Vendedores Ambulantes y Estacionarios de Cali, Jimmy Fernando Núñez, asegura que su agremiación no se opondrá a la organización y recuperación del espacio público. “Sólo pedimos que todo lo que se vaya a hacer se realice con el debido proceso”, expresa. Cuenta además que ya se hizo una reunión con la Subsecretaría de Inspección, Vigilancia y Control para hablar del tema dentro del Plan de Desarrollo que construye la Administración Municipal liderada por el alcalde Jorge Iván Ospina.

El Subsecretario Dranguet aclaró que las leyes y los acuerdos no le dan patente a los vendedores informales para ocupar el espacio público de forma desorganizada y por fuera de la normatividad aplicable. “En eso hay un error de interpretación, pues conforme a la ley y los preceptos constitucionales aún conservamos la autoridad, inspección y vigilancia sobre el espacio público, y esas facultades son las que vamos a hacer valer”, enfatizó.

La estrategia para ordenar el espacio público en las zonas críticas de la ciudad se desarrollará en tres etapas. La primera fase se extenderá por un tiempo estimado de dos meses e incluye socialización, encuestas, mesas de diálogo y concertación con los vendedores ambulantes de los diferentes sectores afectados.

La segunda etapa será de caracterización y le permitirá a la Administración Municipal identificar los diferentes tipos de comercio informal, las zonas con más ventas ambulantes y el tamaño de los puestos, generando de forma paralela escenarios de capacitación y orientación.

Y la etapa final se hará efectiva una vez se agoten las anteriores instancias. Es decir, habrá una aplicación directa de la autoridad para hacer respetar o recuperar los espacios públicos invadidos por el comercio informal. Como lo expresó el subsecretario de Inspección, Vigilancia y Control: “Queremos democratizar este espacio, que allí confluyan los diferentes actores y grupos de valor en la ciudad, es decir el peatón, el ciclista, el motociclista, el vendedor formal y el informal”.

Los recorridos organizados por la Subsecretaría en mención, dependencia adscrita a la Secretaría de Seguridad y Justicia, se concentran en sectores del centro de la ciudad como la Plaza de Caycedo, Bulevar del Río, los parques Lineal y de Jovita y La Ermita. En el sur incluyen los parques del Perro, de las Banderas y El Ingenio y las canchas Panamericanas, mientras en el oeste se despliegan por Granada, el Peñón, la Estatua de Sebastián de Belalcázar y el sector de Los Gatos hasta la Tertulia.


Número de visitas a esta página 82
Fecha de publicación 13/02/2020
Última modificación 13/02/2020

Versión 7.0.1

Powered by Nexura