Mortalidad infantil en Cali pasó de 200 muertes en 1990 a 5 en el 2010

Mortalidad infantil en Cali pasó de 200 muertes en 1990 a 5 en el 2010

Santiago de Cali fue reconocida por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo -PNUD- por su estrategia de Atención Integral a Enfermedades Prevalentes en la infancia, -Aiepi siendo la estrategia destacada como uno de los cinco programas más exitosos de América en la disminución de la mortalidad infantil.

El éxito en los últimos 10 años es el resultado de variables relacionadas con problemas fitosanitarios, desnutrición, enfermedades gastrointestinales, desnutrición avanzada y bajas coberturas en vacunación.

En el 2010 entre las 10 primeras causas de muerte en este grupo de edad, continúan apareciendo en primeros lugares las causas asociadas al periodo perinatal y neonatal temprano, siguiendo las neumonías, las deficiencias nutricionales y las lesiones de causa externa.

“Es importante resaltar el descenso  tan significativo que ha tenido la mortalidad por IRA y EDA (indicadores centinela), en las dos últimas décadas, producto de las intervenciones que desde la Secretaría de Salud Pública de Cali,  que se han implementado. El componente comunitario ha sido vital para el éxito de la estrategia y las acciones de otros sectores que han mostrado su total interés por este programa”, expresó Alejandro Varela V., Secretario de Salud Pública Municipal.

Sin embargo, la situación de salud de los niños está muy ligada a las condiciones sociales, económicas, demográficas y culturales en que viven las familias, que para el caso de la ciudad son muy heterogéneas.  

“Por ello, la metas e indicadores para la Secretaría de Salud Pública Municipal de Cali orientadas al cumplimiento del Objetivo 4 de Desarrollo del Milenio, se basan en proteger la vida y la salud de los niños, es una exigencia que ha quedado plasmada en diversos instrumentos internacionales, por medio de los cuales se establece como obligación del Estado hacer todo lo que sea posible para proteger a los niños de una muerte prevenible”, destaca el alcalde Jorge Iván Ospina.

La estrategia y sus resultados han sido tan exitosos para la Secretaría  de Salud Pública Municipal, que se ha hecho merecedora de un especial reconocimiento por parte del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo – PNUD-, por las buenas prácticas para reducir la mortalidad en este grupo de edad.

“Es importante resaltar que a nivel nacional, la Secretaría de Salud  Municipal de Cali, fue la gestora para que se incluyera la vacuna del neumococo, dentro del Programa Ampliado de Vacunación –PAI. Este logro fue posible en el año 2005, que aunque comparado con Bogotá y Medellín, replicaron el mismo modelo y que consiguieron altas dosis, logramos impactar al menos en 3.800 niños.

“Fue un gran paso porque a partir de allí hemos mantenido nuestra estrategia de vigilancia y control de esta enfermedad. Es así como para este año obtendremos 30 mil vacunas para lograr una mayor cobertura de esta población infantil”, manifestó el médico Jorge Holguín, de la Secretaría de Salud de Cali, del área de AIEPI de Salud Pública.

Estas estrategias contemplan además la vigilancia de la mortalidad por IRA y EDA, implementación de la Estrategia AIEPI en sus tres componentes: organizacional, clínico y comunitarios, y acciones de promoción de la salud como la promoción y apoyo a la lactancia materna y la inclusión de vacunación complementaria contra neumococo para niños menores de cinco años con factores de riesgo biológico y social, así mismo como el acceso a la atención a niños sin seguridad social, con enfoque de atención integral.
  
La tasa de mortalidad infantil ha tenido históricamente una tendencia al descenso, entre 1980 y 1989 se registraron tasas de 34.9 y 22.3 por cada mil nacidos vivos (descenso de 12.6 puntos), entre  1990 y 1999 se registraron tasas de 19.2 y 14.2  (descenso de 5.0 puntos) y entre el 2000 y el 2009 se registraron tasas de 13.9 y 9.2 (descenso de 4.7 puntos). En los últimos dos años (2008-2009) el descenso en la mortalidad infantil fue significativo de 3.5 puntos.

Teniendo en cuenta que la meta establecida para el Municipio de Santiago de Cali, se calculó en la disminución de las dos terceras partes a partir del año 2000, lo que equivale a tener una tasa de 7.0 por cada mil nacidos vivos para el 2015, en el periodo 2000 – 2009, se ha registrado un descenso de 33.8% de la mortalidad. Para los años restantes al 2015, se requiere reducir en 24% la mortalidad infantil, lo que equivale a una reducción de 5.3 puntos por año.

“El cumplimiento de esta meta, que equivale a tener siete muertes por cada 1.000 nacidos vivos dependerá de que se mejoren las condiciones socio-económicas de la población más vulnerable y se continúe con la voluntad política, técnica administrativa y financiera, y la participación responsable y activa de los diferentes actores sociales y la comunidad”, expresó el epidemiólogo Jorge Holguín, de la Secretaría de Salud de Cali.

 

Hasta el 2005, año en el cual se incluyó en el PAI la vacuna del neumococo,  los casos de mortalidad por IRA se han reducido en un 40,93% y con respecto al 2010 la reducción ha sido muy significativa de un 78%, esto no sólo trae beneficios para la comunidad caleña y en especial para la primera infancia, sino que igualmente impacta  la relación costo-efectivo para las entidades de salud y los gastos en salud que deben afrontar las familias caleñas.

Lo anterior infiere que la meta de la reducción de la mortalidad infantil para el 2015 se viene cumpliendo con gran éxito y podría hablarse incluso de reducir aún más estos casos.

“Cali es una ciudad que soporta un alto índice de inmigración, una alto índice de desplazados con una gran cantidad de problemas sociales, culturales y salud, eso nos hace la situación muy difícil a todos los que trabajamos en el sector salud, especialmente con las clases menos favorecidas. Al HUV llegan gran cantidad de casos sensibles. Sin embargo, cuando uno ve la tasa de mortalidad infantil, en la ciudad, es mucho menos que la tasa que se presenta en el país.

La mortalidad infantil en Colombia es de 15.9, quiere decir que casi 16 niños mueren antes de cumplir el año de edad de cada mil que han nacido vivos. En Santiago de Cali, la mortalidad es mucho menor, 9 por cada mil nacidos vivos, eso indica que la situación en la ciudad es mejor que en otras partes del país, porque se han hecho mayores campañas de vacunación y esto es muy importante”, expresó el médico Pío López, infectólogo pediatra y director de la Sala de infectología Pediátrica del Hospital Universitario del Valle.

Principalmente deben fortalecerse las siguientes intervenciones:
• Educación preconcepcional a las parejas en edad fértil
• Captación temprana de las gestantes
• Mejoramiento continuo del control prenatal
• Atención del parto y post-parto seguro y humanizado
• Atención del recién nacido con calidad y calidez, enfatizando en el inicio inmediato de lactancia materna exclusiva y la vacunación y 
• Seguimiento  al recién nacido en los primeros 3 a 7 días de nacido y su inclusión en el programa de crecimiento y desarrollo.

“El trabajo de implementación de la atención integral materno-infantil a nivel institucional se viene desarrollando desde el 2009 en 32 IPS del sector público y se espera que en los próximos años logremos tener una mayor cobertura y atención en 48 IPS.

Se hará mucho énfasis la aplicación del modelo de atención integral a los niños menores de cinco años (primera infancia), para lo cual seguiremos los lineamientos del Ministerio de la Protección Social, que promueven la capacitación y seguimiento al personal de salud para mejorar las habilidades y competencias, contar con insumos y medicamentos e igualmente con espacios apropiados y dotados adecuadamente para la atención integral a niños y niñas”, enfatizó la pediatra Melba Frankly de Borrero. 

 Es importante destacar que en conjunto con la Estrategia de las Instituciones Amigas de la Mujer y de la Infancia –IAMI-, se viene trabajando constantemente en los cuatro hospitales de la red pública: Cañaveralejo, Primitivo Iglesias, Carlos Carmona y Carlos Holmes Trujillo, para motivar a las instituciones de salud a mejorar sus prácticas de atención en salud y nutrición materna e infantil, siguiendo los principios de universalidad, igualdad y no discriminación, participación e inclusión y enfoque de derechos.
 
 “Durante la presente administración se tiene como meta que los cuatro hospitales sean acreditados como Instituciones Amigas de la Mujer y de la Infancia, por parte del Ministerio de la Protección Social. Esta Secretaría está trabajando para lograr esta meta y a la fecha dos de los cuatro hospitales fueron evaluados con calificación de aproximadamente el 75% de cumplimiento de los criterios globales. Estos hospitales fueron: el Hospital Primitivo Iglesias – ESE Centro y el Hospital Cañaveralejo – ESE Ladera.  Se está trabajando en un plan de mejoramiento para lograr el cumplimiento del 90% que es el puntaje mínimo exigido para lograr la certificación”, puntualizó Alejandro Varela Villegas Secretario de Salud Pública Municipal.
  
Así mismo, las principales comunas que se vienen trabajando con la estrategia son 19. Las comunas de la 1 a la 16, 18, 20 y 21 fueron seleccionadas por tener mayores necesidades básicas insatisfechas, y por tanto, mayor riesgo de enfermar y morir, tanto en la población infantil, como en la de menores de cinco años.

Igualmente se incluyeron los Corregimientos de Hormiguero, Montebello, Saladito y Buitrera. En este  componente se promueven las 16 Prácticas Clave de Salud Infantil, dirigidos a las madres, familias y quienes cuidan a los niños.

Desde el 2008, se han aplicado las campañas de vacunación en estas comunas, controlando y vigilando los casos de mortalidad por IRA.

Esto ha significado una reducción del 19,45% comparado con el 2007.  Sin embargo, hay comunas como 9, 15, 16, 20 y 21, donde se debe seguir trabajando, puesto que se han presentado más de un caso de muerte por esta enfermedad entre el 2008 y el 2010.

Es importante destacar que las campañas realizadas en la zona rural, desde el 2009 a la fecha, han tenido una reducción significativa de mortalidad por IRA.

 

EL DETALLE EN LOS BARRIOS…
CÓMO ESTAMOS…

 

Adicionalmente, el programa contribuyó a disminuir la muerte por enfermedades EDA en menores de cinco años de 69 a 7 casos por cada mil nacidos vivos en los últimos 12 años, esto significa una reducción del 90% durante el periodo de 1995 al 2010. Por neumonía el número de casos pasó de 102 a 19. Por desnutrición de 22 a 8 casos.

 

Las comunas 13, 14 y 15 de Cali son las que presentan los casos de EDA más frecuentes, estas zonas se caracterizan presentar casos con problemas de desnutrición, bajos ingresos y estudios familiares.

 

 

En estas comunas se viene haciendo un plan integral que incluye, el estudio de los factores de riesgo asociados en saneamiento básico, condiciones de la vivienda, hacinamiento, presencia de roedores o insectos, acceso a los servicios de salud, actividades de promoción y prevención y en especial educación a los padres y cuidadores de los niños para que puedan identificar los signos de alarma de la presencia de esta enfermedad.

Permanentemente estamos apoyando y trabajando de la mano con las IPS y EPS, de la red pública y ya se comienza a trabajar con las EPS del sector privado. Es una labor permanente y se continúa sensibilizando e informando al personal de salud y a la comunidad sobre la estrategia AIEPI. También se ha capacitado a un número considerable de médicos, enfermeras profesionales, auxiliares de enfermería, promotores de salud y saneamiento en los diversos componentes de la estrategia. Pero mayor es nuestro trabajo en la comunidad, creando conciencia del tema para que lleven sus hijos a vacunar y participen masivamente cuando se hacen las campañas, pero que perdure en el tiempo”, manifestó la Jefe de Salud Pública de la Secretaría de Salud de Cali, Maritza Isaza

“No es extraño ver que ya la mortalidad infantil está en un dígito en Cali y el progreso notable de los indicadores excepcionalmente por enfermedades prevenibles como diarrea e infección respiratoria aguda están casi en la base de la línea con una reducción sustancial, que es un esfuerzo de mucha gente, desde la mismas políticas de la Secretaría de Salud Pública Municipal, de la participación comunitaria, el fortalecimiento de las ESE, de la Red de Prestadores de Servicios de Salud y la participación también de las universidades, de la academia, en especial la Universidad del Valle donde ha habido una integración importante en los programas que lleva la Secretaría, especialmente los programas de SSR y de atención infantil. Es un resultado que tienen que ver muchos actores pero que obedece a una política central interesada en la reducción de la mortalidad infantil para cumplir con los Objetivos del Milenio, que es lo que todos le estamos apostando”, destaca el médico pediatra – recién nacidos Jorge Mejía.

Las inversiones en el programa en los últimos siete años han sido de $1.138 millones provenientes del presupuesto local, originado en recursos del PAB y transferencias de ETESA, sin incluir los contratos firmados por la Alcaldía con las ESE para atención a niños sin seguridad social, compra de medicamentos y vacunas.

 “Las proyecciones es continuar la implementación y fortalecimiento de la estrategia AIEPI en el resto del Municipio, las IPS del sector privado, para impactar de manera importante en la salud de los niños del Municipio de Cali. Este propósito es posible con el apoyo político, técnico, financiero, con la participación activa del sector público y privado, de las instituciones y organizaciones responsables del bienestar y con la participación de la sociedad civil”, Agrego Alejandro Varela Villegas Secretario de Salud Pública Municipal.
/Comunicaciones Secretaria de Salud - 5542525


Número de visitas a esta página 13844
Fecha de publicación 11/05/2011
Última modificación 11/05/2011

Versión 7.0.1

Powered by Nexura