Se entregaron páginas del Libro Memorial, con homenaje incluido

Se entregaron páginas del Libro Memorial, con homenaje incluido


El 12 de junio de 2020, en horas de la tarde se entregaron las páginas del Libro Memorial, un ejercicio que desarrolla una obra digital construida colectivamente, mediante técnicas libres, artísticas y creativas, que busca mostrar la solidaridad y reconocimiento por personas resilientes y valientes, víctimas y sobrevivientes conflicto armado, promoviendo así escenarios de reconciliación y construcción de paz.

La Casa de las Memorias del Conflicto y la Reconciliación (CMCR) propone una polifonía para la reconciliación a través del Libro Memorial. El vacío en sus narrativas museográficas invita nuevas voces a sumarse a un diálogo diverso e incluyente”.

Es por ello, que los Gestores y Gestoras Sociales, jóvenes egresados del Sistema de Responsabilidad Penal para Adolescentes, participantes del proyecto SYOC II (Supporting Young Offenders in Colombia), en español Apoyando a jóvenes en conflicto con la ley en Colombia fase dos, aprovecharon este espacio para mostrar sus mensajes de solidaridad y el proceso de construcción del homenaje realizado a las víctimas sobrevivientes del conflicto armado, como una acción que aporta a la apropiación social de la memoria histórica y la reconstrucción de lazos de confianza y reconciliación con la comunidad.

El programa Apoyando a jóvenes en conflicto con la ley en Colombia fase dos, es una iniciativa implementada por el British Council en Colombia y la Embajada Británica, quienes han decidido vincularse a este homenaje, cuyo objetivo es reducir la reincidencia y dar a estos jóvenes una segunda oportunidad para vivir una vida en la legalidad.

Gracias al trabajo mancomunado entre estas organizaciones, el Equipo de Reconciliación y la CMCR, adscrita a la Secretaría de Paz y Cultura Ciudadana, se hacen posibles estos encuentros.

Este espacio permitió que los jóvenes mostraran sus mensajes de solidaridad y el proceso de construcción del homenaje realizado a las víctimas sobrevivientes del conflicto armado, como una acción que aporta a la apropiación social de la memoria histórica y la reconstrucción de lazos de confianza y reconciliación con la comunidad.

En la presentación, ellos hicieron alusión con poemas, vídeos y escritos de los lugares de memoria, entre ellos, un homenaje a la Casa de Triana. A continuación, algunos párrafos de esas bellas estrofas:

Ángela Gamboa Franco, rindió un homenaje a la Casa de Triana, “Casa de Triana con las puertas abiertas para mostrar tus competencias culturales a través del arte, la música, la medicina y la historia. En esta casa podemos conmemorar las víctimas de la Vía Cabal Pombo, buscando la reconstrucción social y reintegración de los visitantes homenajeando costumbres y memorias antepasadas”.

Luisa Fernanda Delgado, realizó un poema para la Ruta Pacífica de las Mujeres, “mujer la razón de ser, mujer que tú has luchado con tus entrañas, tú a la que quizás llaman extraña. La de ojos claros, y oscuros, piel blanca o morena o quizás color canela. La que daría la vida por los suyos hablas claro y sin murmullo. Tú que defiendes tu territorio como una leona, una fiera capaz que razona”.

Por su parte, Evelin Orozco, editó un video en conmemoración del padre Tiberio F. Mafla, y mostró imágenes que evidencian el apoyo psicosocial a las víctimas de la violencia de la masacre de Trujillo, en el Valle del Cauca.

Jean Paul, hizo una pintura del Carnaval por la Vida, en alusión a la resistencia de las víctimas de desaparición forzada, el objetivo de este dibujo es contribuir desde los derechos humanos a la naturaleza y los animales.

Las mujeres sobrevivientes pertenecientes a la Fundación Guagua y las Mujeres del Comadreo por la Reconciliación en Cali agradecieron todas las expresiones de afecto y escucharon atentas el homenaje. 

Ellas contaron que también utilizan el arte como un recurso de sanación y perdón y agradecieron el desarrollo de este ejercicio que permite que otras voces se sumen al diálogo por la memoria y la reconciliación. Nombraron el diálogo del Comadreo por la Reconciliación y cómo esta actividad hace un llamado a la solidaridad y a seguir tejiendo paz.

Al final, Elena Hinestroza interpretó Paz para Colombia, Colombia quiere la paz, también entonó una canción muy bella: “Yo recuerdo que mi abuela, no dejaba de cantar, bogando un canalete, bogando un canalete. Cantemos, cantemos… vengan a cantar, versos a la vida y cantos a la paz. Ahora yo con mis cantos, tengo la oportunidad, de vivir en paz conmigo, de vivir en paz conmigo, y también con los demás”. (Bis). 

Para estas mujeres tejedoras de paz es importante el comadreo: Comadres las invito a que cantemos y viajemos al pasado, y ahí nos daremos cuenta cuánto daño es que ha causado la guerra, cuántos desaparecidos, menores desamparados, madres cabezas de hogar, cuántos sueños aplazados. Elena Hinestroza cantadora del Pacífico Colombiano.

Son múltiples violaciones las que la guerra ha dejado. Esto tiene que cambiar, no puede seguir pasando y lo vamos a lograr, las personas conversando. Siendo más equitativos, tomándonos de las manos, reconociendo nuestros errores, como todos los seres humanos. Lo lograremos riéndonos, lo lograremos llorando también. Pero lo más bonito, es que lo vamos a hacer cantando, pero cantos con mensajes que limpien mi corazón, porque la paz verdadera, esa es la que quiero yo.  Afirmaron las mujeres del Comadreo por la Paz.

 

Ángela María Parra Rivera


Número de visitas a esta página 262
Fecha de publicación 26/06/2020
Última modificación 26/06/2020

Versión 7.0.1

Powered by Nexura