La Feria de Cali inspira hasta al bolsillo

La Feria de Cali inspira hasta al bolsillo


Un viejo cajón de madera hace las veces de alcancía y pesa como 100 kilos, porque desde el 1° de febrero de este año solo se le han echado monedas de $500, de $1.000 y billetes de todas denominaciones.

Beatriz González (nombre ficticio por razones de seguridad), tiene esa costumbre hace seis años y así recauda entre $8’000.000 y $10.000.000 para invertir en su negocio, que solo saca en Feria de Cali ya que es la temporada en la que la fábrica de calzado en la que trabaja, le da vacaciones.

“Mi esposo, una hija y yo madrugamos a trabajar desde el 25 de diciembre y le damos tieso y parejo hasta el 6 de enero del año siguiente. A veces nos dan las 3:00 de la mañana vendiendo porque tenemos que ir por más surtido para no dejar los tres carritos pelados”, dice sin reservas.

En un carrito -continuó- van los licores, el agua y las gaseosas; en otro la comida (papa frita, aborrajada y rellena, empanadas, costillas, chicharrones, bofe, huevo cocido, etcétera). Y el tercer carro es para las chucherías (plásticos, capas, ponchos, sombreros, sombrillas, cigarrillos, servilletas, papel higiénico, chitos, galletas y similares).

Mientras ellos tiran calle; sus otras dos hijas, un yerno y dos sobrinos se quedan en casa fritando, empacando y comprando en la galería lo que se necesite para mantener abastecidos los tres carros. Y el novio de una de las niñas se encarga de traer y llevar las cosas en su moto, la cual tiene acondicionado otro cajón, tan grande como el de la alcancía.

Más que una costumbre, se volvió un negocio familiar ya que en el hogar de los Mejía González (ficticio) no hay tiempo para las velitas, las luces, los villancicos ni las novenas porque todos están preparando el ‘bitute’ y comprando insumos porque la alcancía se destapa desde el 1° de diciembre.

“No me cree… pero en esos 15 días que trabajamos, nos ganamos el equivalente a tres meses de lo que nos dan donde estamos contratados. Para todos hay. No soy yo sola. Como puede ver, somos como 10 y a todos nos va súper”. Por eso el fin de semana siguiente al Día de Reyes hacemos una rumba de padre y señor mío en mi casa, donde solo van los de la familia”, enfatiza doña Beatriz como para que nadie se le pegue.

 Y aunque no reveló la cifra de lo que se gana en esos 15 días, dejó entrever que cuatriplica su inversión, pues al preguntársele si se hacía los $20 millones, con desparpajo dijo: “por ahí pasó”.

Al igual que ella -quizá no con el mismo juicio- muchos caleños ven la Feria como una panacea para salir de la olla, pagar deudas o irse de vaca. Sobre todo en esta versión número 65, que es con vos.

Las cifras no mienten:

Según el Sistema de Información Turística Regional – Situr, Valle del Cauca, se estima que para diciembre de este año 2022, la ocupación hotelera de Cali será de un 62%, siendo el mes con mayor ocupación de los últimos 10 años.

Esta ocupación hotelera estará impulsada por la llegada de más de 115 mil turistas provenientes principalmente de Bogotá, Antioquia y el suroccidente colombiano y cerca de los 30 mil turistas extranjeros para un total de más de 145 mil visitantes.

Estos buenos resultados se relacionan fuertemente con lo previsto en el marco de la Feria de Cali. Sólo para la semana del 25 al 30 de diciembre, se prevé una ocupación hotelera mayor al 78% y la visita de más de 50 mil turistas. Sólo en ingresos por turismo, se estima que circulen más de 35 millones de dólares en la ciudad.

La Asociación Colombiana de la Industria Gastronómica, gremio oficial del sector de restaurantes, cafeterías, pastelerías y panaderías en Colombia – Acodres, seccional Cali, tiene amplias expectativas para la versión número 65.

Su director, Branny Prado, es consciente de los grandes beneficios y el impulso a la economía diurna y nocturna que genera la Feria al sector gastronómico, constante que se ha mantenido en los últimos años gracias a la oferta que presentan los restaurantes para los turistas nacionales y extranjeros.

“Los beneficios de la Feria no son solo para nuestros agremiados, sino que repercute en toda la ciudad, en su buena imagen y en la reactivación de la economía en diciembre, pues el gremio enfrenta dificultades los cuatro primeros meses del nuevo año y la Feria deja un colchón que permite aliviar las cargas”, anotó Prado.

Y el estudio más reciente de impacto económico de la Feria de Cali fue adelantado por la Universidad Javeriana de Cali. Según este estudio económico, en la Feria de Cali 2018 se generaron 14.242 empleos equivalentes a 7.153 empleos de tiempo completo.

En 2021 la Alcaldía informó que la Feria de Cali 2021 generó 20 mil empleos formales e informales, de los cuales, más de 10 mil fueron artistas, especialmente talento local y nacional

Mientras que el portal de la Universidad Javeriana indica que las transmisiones de los eventos de la Feria de Cali fueron vistas por 8 millones 869 mil 563 personas, tuvo 933 mil 372 interacciones en todas las plataformas y redes sociales y se visibilizó en 3.928 ciudades de 96 países.

No hay duda: La Feria de Cali, inspira con su alegría. ¡Cómo irá a ser esta versión número 65, que Es Con Vos¡

 

William López Arango


Número de visitas a esta página 385
Fecha de publicación 02/12/2022
Última modificación 02/12/2022

Versión 7.0.1

Powered by Nexura