Comuneros 1 se llenó de color gracias a Mi Calle es Escuela

Comuneros 1 se llenó de color gracias a Mi Calle es Escuela


Las notas marciales de la banda del Ejército Nacional pusieron ritmo a la comunidad del barrio Comuneros 1, en el oriente de Cali, que se unió para participar de Mi Calle es Escuela, el festival del programa bandera de esta administración: Mi Comunidad es Escuela.

Los instrumentos empezaron a sonar, mientras que la banda de guerra caminaba por las cuadras del barrio, anunciando que el festival Mi Calle es Escuela había iniciado. Poco a poco el voz a voz entre vecinos y amigos del barrio se fue regando y así fue como  llegaron no solo estudiantes de la Institución, sino también habitantes del sector para participar del festival que tuvo actividades deportivas, culturales y artísticas.

El festival Mi Calle es Escuela iba avanzando y las paredes de sus alrededores se llenaban de color gracias a la participación de la mesa gráfica urbana y de la comunidad que participó en la construcción de estos murales llenos de mensajes positivos que embellecen el barrio y a la escuela Gabriel García Márquez, que hace parte de Mi Comunidad es Escuela.

Cabe destacar que este fue el primero de cinco festivales que se van a realizar en diferentes instituciones educativas de la ciudad.

Beatriz Ramos fue una de las participantes de este primer festival y afirmó: “este tipo de eventos son muy llamativos, es la primera vez que participo en algo así, este festival nos ayuda a concientizarnos del cuidado que debemos de tener con nuestro entorno, es muy bonito saber que participamos de un taller de arte y hoy estamos ayudando a pintar este mural”.

Entre tanto, los murales iban cambiando, el tiempo iba pasando y en la institución la comunidad disfrutaba de la clase de aerorrumba, que con música logró la integración y la sana convivencia de todos sus participantes. El reggaetón, la salsa, la bachata y la salsachoke seguían sonando mientras los más pequeños también disfrutaban de pintucaritas con la ayuda del Ejercito Nacional.

Mientras tanto, el sol seguía acompañando el festival, y así mismo todos disfrutaban de la muestra de folclor de uno de los grupos de danza que hacen parte del programa ´Mi Comunidad es Escuela´ y de la Fundación Colombina quienes se unieron a esta actividad con su grupo de chirimía, integrado por niños de Santander de Quilichao.

Además, una de las esquinas más representativas del barrio Comuneros 1 se llenó de libros gracias a la participación del programa de Territorios de inclusión y oportunidades, TIO, donde niños entre los  7 y 10 años leyeron cuentos, en una esquina que en su pasado era oscura, cambió gracias a la lectura, el color y la educación.

Por su parte Gustavo Gutiérrez creador de Biblioguetto se refirió a esta actividad afirmando que "esto nos ha servido para evitar que se sigan presentando  hechos violentos, el impacto visual les hace pensar que es un lugar nuevo,  por eso la importancia de este festival y de empoderar a la comunidad”.

Del mismo modo Ofelia Sánchez presidenta de la Junta de Acción Comunal del Barrio Comuneros 1 expresó su agradecimiento por la realización de este festival, "quiero agradecerles a todas las personas que hacen posible este festival, porque estos murales invitan a la comunidad a mejorar su entorno, así estamos recuperando este sector y desde la educación estamos construyendo un mejor futuro, gracias a la Alcaldía de Cali por poner sus ojos en este barrio".

Así pues, el festival Mi Calle es Escuela del programa bandera de la Alcaldía de Santiago de Cali Mi Comunidad es Escuela trabajó de la mano de la estrategia de Gobierno Mi Cali bonita, la Secretaría de Deporte, la secretaría de Educación, la Secretaría de Paz y Cultura Ciudadana, la secretaría de Seguridad y Justicia, el  programa de Territorios de Inclusión y Oportunidades, TIO y demás dependencias  con el propósito de unir esfuerzos y así seguir  trabajando para proteger a los más pequeños de la violencia y la ilegalidad.

Mi Calle es Escuela llegó para quedarse en el corazón de los habitantes del barrio Comuneros 1 y para demostrar que, con cultura, arte, deporte y nuevos espacios de convivencia para toda la comunidad, se puede avanzar como sociedad y sobre todo, se pueden salvaguardar los entornos escolares.

Al finalizar el festival los murales quedaron llenos de color y de mensajes positivos, se logró empoderar a la comunidad. Es así, con más infraestructura, más calidad, más seguridad y atención para nuestros niños y sus entornos escolares, que se sigue posicionando a Cali como la capital mundial del aprendizaje.

 

 Caterina Arango.

 

 

 


Número de visitas a esta página 487
Fecha de publicación 30/04/2019
Última modificación 30/04/2019

Versión 7.0.1

Powered by Nexura