Dagma aporta un importante legado ambiental al Parque Central Río Cali

Dagma aporta un importante legado ambiental al Parque Central Río Cali


En el marco de la estrategia de preservación del árbol de burilico que se encontraba en vía de extinción, el Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente, Dagma, realizó la siembra de esta especie icono de la ciudad en el Parque Central Río Cali.

El Dagma, tiene como programa bandera la recuperación de especies nativas de árboles con el propósito de plantar este material vegetal en espacios urbanos como parques, rondas de ríos, separadores, cerros tutelares y zonas de ladera, entre otros, sin entrar en conflicto con la infraestructura física y respetando el paisaje propio de la región.

En un censo arbóreo realizado en 2011 se descubrió que solo existía un único ejemplar en Cali, lo que alertó sobre su grave peligro de extinción; desde ese momento se inició una cruzada para evitar su desaparición.

El árbol burilico es  una de las especies más amenazadas y que gracias a la labor de recolección de su semilla, cuidado, reproducción y trasplantación en bosques, corredores ambientales, humedales y áreas verdes de la ciudad tiene la esperanza de sobrevivir a futuras generaciones; de allí la importancia de haber realizado la siembra en el Parque Central Río Cali conocido como Parque de los Periodistas, el cual dispone de un área total de 19.560 metros cuadrados, próxima a las oficinas de Catastro, la Plazoleta Que viva la Música, con una inversión de 10.400 millones de pesos.

Para Andrés Mauricio Salazar Loaiza, coordinador del Vivero Distrital del Dagma “El burilico y el manteco actualmente se encuentran afectados por la transformación de su hábitat y en categoría de amenaza regional en peligro. La dinámica ecológica y biológica de estas especies, las convierte en soporte estructural del ecosistema de bosque inundable y en la elaboración de herramientas de protección del paisaje. El día de hoy hemos traído un burilico que tiene unas particularidades ambientales muy importantes como el atraer las aves que son los dispersores naturales de semillas, lo que permitirá que esta especie llegué a los diferentes ecosistemas”.

Francy Restrepo Aparicio, directora del Dagma, anotó que se desarrolla una ardua tarea para propagar, restaurar, conservar y sembrar este tipo de individuos forestales en los espacios públicos verdes amplios. “A futuro se convertirán en nuestros árboles notables y seguirán albergando diversa fauna silvestre en nuestra amada ciudad”, complementó.

Los árboles, pulmones de la ciudad, valorados por su sombra y el colorido que dan al gris asfalto urbano, a los bosques, corredores ambientales, separadores viales, humedales y áreas verdes son la oportunidad de garantizar el esparcimiento y recreación de los ciudadanos bajo el inclemente sol, y también son el hábitat de un gran número de fauna silvestre que corretea entre sus ramas.

Con acciones de sostenibilidad ambiental, el Vivero Distrital continua mitigando los impactos negativos de la deforestación y la urbanización, para hacer de la capital del Valle del Cauca una ciudad donde se siembra vida y esperanza.

Edith Perdomo


Número de visitas a esta página 285
Fecha de publicación 20/12/2021
Última modificación 20/12/2021

Versión 7.0.1

Powered by Nexura