Dagma intensifica operativos de seguimiento y control ambiental en empresas

Dagma intensifica operativos de seguimiento y control ambiental en empresas


. El objetivo es revisar el estado del impacto ocasionado sobre los recursos naturales, debido a algunas actividades realizadas por empresas de la ciudad: manejo de residuos peligrosos, usos de agua, vertimientos, entre otros.

En lo corrido del mes de octubre el Gae ha intervenido a más de 20 empresas, mediante visitas técnicas de gestión ambiental empresarial, vigilancia y control.

Durante las visitas, se verifica la información declarada en la plataforma del Subsistema de Información sobre Uso de los Recursos Naturales Renovables–Siur–Respel, buscando contar con datos normalizados, homogéneos y sistemáticos sobre la generación y manejo de residuos o desechos peligrosos, originados por diferentes actividades productivas y sectoriales.

En las jornadas se han realizado requerimientos por incumplimientos a la normatividad ambiental nacional vigente; generación de vertimientos y residuos peligrosos; generación de ruido y afectaciones a la calidad de vida de las comunidades.

Los incumplimientos son objeto de aplicación de medidas preventivas y sancionatorias, conforme a lo establecido en la Ley 1333 de 2009, “por la cual se establece el procedimiento sancionatorio ambiental y se dictan otras disposiciones”.

Los establecimientos que generen residuos peligrosos como aceites usados, filtros de aceites, bombillas, baterías y los originados por el sector salud como jeringas, gasas y partes humanas, entre otros, están obligados a diligenciar en una plataforma virtual (Subsistema de Información sobre Uso de los Recursos Naturales Renovables–Siur–Respel) las cantidades generadas a causa de su actividad comercial o de servicios.

Los residuos de bombillas, pilas, aparatos eléctricos y electrónicos también forman parte de los desechos peligrosos conocidos como Respel. Por sus características corrosivas, reactivas, explosivas, tóxicas, inflamables, infecciosas o radiactivas, puede causar riesgos, daños o efectos no deseados, directos e indirectos, a la salud humana y al ambiente.

El Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente-Dagma, continuará ejecutando este tipo de operativos en empresas industriales, comerciales y de servicios que operan en el área urbana de Santiago de Cali.

¿Cuáles son las responsabilidades del generador de Respel?
1.
Garantizar la gestión y manejo integral de los residuos o desechos peligrosos que genera.

2. Elaborar un plan de gestión integral de los residuos o desechos peligrosos que genere, tendiente a prevenir la generación y reducción en la fuente, como minimizar la cantidad y peligrosidad. En este plan deberá igualmente documentarse el origen, cantidad y peligrosidad de los mismos.

3. Identificar las características de peligrosidad de cada uno de los residuos o desechos que genera, para lo cual podrá tomar como referencia el procedimiento establecido en el presente título. La autoridad podrá exigir, en determinados casos, la caracterización físico-química de los residuos o desechos si lo estima conveniente o necesario.

4. Garantizar que el envasado o empacado, embalado y etiquetado de sus residuos o desechos peligrosos, se realice conforme a la normatividad vigente.

5. Dar cumplimiento a lo establecido en el Decreto 1609 de 2002 o aquella norma que la modifique o sustituya, cuando remita residuos peligrosos para ser transportados.

6. Registrarse ante la autoridad ambiental competente por una vez y mantener actualizada la información del registro (anualmente).

7. Capacitar al personal de la gestión y manejo de los residuos o desechos peligrosos en sus instalaciones, con el fin de divulgar el riesgo que estos representan para la salud y el ambiente. Además, brindar la protección personal necesaria para ello.

8. Contar con un plan de contingencia actualizado para atender cualquier accidente o eventualidad que se presente y personal preparado para su implementación.

9. Conservar las certificaciones de almacenamiento, aprovechamiento, tratamiento o disposición final que emitan los respectivos receptores, hasta por un tiempo de cinco (5) años.

10. Tomar todas medidas de prevención o de control previas al cese, cierre, clausura o desmantelamiento de su actividad, con el fin de evitar cualquier episodio de contaminación que pueda representar un riesgo a la salud y al ambiente, relacionado con sus residuos o desechos peligrosos.

11. Contratar los servicios de almacenamiento, aprovechamiento, recuperación, tratamiento y/o disposición final, con instalaciones que cuenten con las licencias, permisos, autorizaciones o demás instrumentos de manejo y control ambiental a que haya lugar, de conformidad con la normatividad ambiental vigente.

El Dagma informa que las instalaciones autorizadas para la gestión de residuos peligrosos podrán ser consultadas en ESTE ENLACE.

 



Edith Perdomo Estrada


Número de visitas a esta página 149
Fecha de publicación 13/10/2021
Última modificación 13/10/2021

Versión 7.0.1

Powered by Nexura