El apoyo de la comunidad es vital para combatir el caracol africano

El apoyo de la comunidad es vital para combatir el caracol africano

Con la jornada de recolección de caracol africano realizada el pasado miércoles 25 de mayo, ya son 25.000 ejemplares los que se han capturado en lo corrido de este año, cifra preocupante si se tiene en cuenta que en el 2012 se recolectaron 4.000; en el 2013 la cifra aumentó a 25.000 y para el 2015 fueron 45.000, según lo dio a conocer la líder del Grupo de Flora y Fauna del Dagma, Maribel Castillo.

Aseguró la funcionaria que el caracol africano lleva más de siete años en la ciudad, aunque sólo hasta el año 2012 comenzaron a llegar los primeros reportes al Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente – Dagma y desde entonces se vienen realizando operativos diarios para la recolección en diferentes sectores de la ciudad, especialmente en las comunas 6, 17, 18, 19 y 20 las cuales presentan gran vegetación.

“Aunque el personal para el desarrollo de esta actividad ha aumentado, la reproducción rápida de esta especie impide que la tarea se cumpla a cabalidad, por esta razón el apoyo de las entidades comunitarias y de la comunidad en general es importante para combatir esta plaga, con el apoyo de personal de los grupos de gestores y brigadas ambientales y la Policía Ambiental”, afirmó el Director del Dagma, Luis Alfonso Rodríguez Devia.
.
Javier Cañas, del grupo de Flora y Fauna, explica que “Por las épocas de lluvias el caracol que ha estado enterrado en el verano, sale a poner los huevos que tardan en brotar 20 días, cuando salen de su cascarón encuentran condiciones favorables para ellos, materia orgánica en descomposición húmeda, entre esto la materia fecal de perros que muchos dueños irresponsables dejan en las zonas verdes. Un sólo caracol de 7 centímetros puede poner 40 huevos y uno que mida entre 12 a 15 puede poner hasta 120 huevos cada 40 días”.

Es de aclarar que sólo un pequeño porcentaje de los caracoles puede estar contaminado con el nemato, parasito de riesgo. Las condiciones de seguridad que deben tener las personas para realizar estas mingas son muy sencillas, pues, aunque no todos los caracoles contienen el parásito venenoso, se debe prevenir el contacto directo usando guantes de látex, en caso de no tener usar bolsas plásticas en sus manos, tapabocas, cal y bolsas plásticas para recolectarlos.

Una vez hayan recolectado estos especímenes es recomendable aplicar la cal a las bolsas, cerrarlas y llamar a las líneas 6530869 - 350-3150844

“Estos animales no se pueden botar a la basura, a canales de aguas lluvias, quebradas, mucho menos quemar o enterrar, por esta razón una vez nos llaman vamos y recogemos las bolsas para hacer la disposición final correcta, la cual es llevarla a la ruta hospitalaria a través del Centro de Zoonosis de la Secretaría de Salud Pública que está vinculada junto con el Dagma en la erradicación de estos caracoles” puntualizó Cañas.
Paola Candamil
 


Número de visitas a esta página 6112
Fecha de publicación 26/05/2016
Última modificación 26/05/2016

Versión 7.0.1

Powered by Nexura