Artistas reflexionaron acerca del éxito y la frustración de las niñas y niños en el arte

Artistas reflexionaron acerca del éxito y la frustración de las niñas y niños en el arte


El arte en esencia es potenciador de vida; principalmente en la Primera Infancia y desde sus diferentes lenguajes o áreas de expresión aporta al desarrollo integral de la niña o niño llevándolo a vivir experiencias relacionadas con la exploración y el descubrimiento de sus gustos y preferencias a través de la aplicación de sus sentidos y emociones.

Este fue uno de los temas principales del conversatorio El Arte como Potenciador de Vida en la Primera Infancia llevado a cabo en la Universidad Minuto de Dios, Uniminuto, con el liderazgo de la Subsecretaría de Primera Infancia, de la Secretaría de Bienestar Social. De este espacio hicieron parte artistas y pedagogos con amplia trayectoria en el trabajo con la población infantil.

Le puede interesar: Padres de familia se capacitaron en prácticas para la crianza de sus hijos

En su intervención, la artista plástica con maestría en Educación, Mery Sánchez, señaló: “El arte aporta a la sensibilización como personas para aprender a tomar decisiones, desarrollar pensamiento crítico y habilidades sociales: trabajo en equipo, imaginación creadora, organización espacial y corporal, entre otras".

En cuanto a las habilidades que adoptan o desarrollan a través del arte, el artista y magíster en Educación Artística, Ricardo Vivas Duarte expuso que “se debe también pensar desde lo cognitivo, ya que el arte promueve un pensamiento desde la creatividad y eso implica que el niño esté expuesto todo el tiempo a comprender y reflexionar desde lo que él hace en relación con los otros, no es un acto individual, sino colectivo”.

Con enfoque en esos procesos cognitivos advierten que cada instante en la relación del niño con el arte es tan importante en su aprendizaje que se debe abordar con especial cuidado cada experiencia y proceso. Dependiendo la experiencia que haya vivido el niño con el arte, así será su relación con el mismo y la forma en que lo acepte para poder integrarlo y hacerlo parte de su vida. De esta relación dependería el éxito o la frustración.

Le puede interesar: Gobierno Distrital avanza en compromisos con los cabildos indígenas

En cuanto al dibujo y la pintura, Mery Sánchez explicó que uno de los errores recurrentes es que en ocasiones el adulto limita la libertad queriendo que el niño haga los dibujos de acuerdo con su perspectiva de estética imposibilitando que explore su imaginación y creatividad infantil.

En lo correspondiente a la música y el canto, Sofía Domínguez, magíster en Educación y licenciada en Música de la Universidad del Valle, explicó que en esta área se debe permitir que el niño viva el proceso y haga un empalme con los lenguajes expresivos sin pensar en el resultado o producto.

“Pensar que, en una presentación, lo importante por así decirlo, es que suene afinado, que participen los niños que más canten, en vez de pensar ese momento como un espacio para que el niño se vaya apropiando de esas capacidades o sensaciones que la música le está generando en su interior”. Y agregó que al maestro hay que fortalecerlo en el reconocimiento de expresiones artísticas para que a través del canto y la música pueda evocar “ese arrullo, esas rimas que nos trae la música, momentos que son también íntimos y que van reflejando el presente, pero también toda la identidad cultural”.


La invitación a los padres y maestros es a entender que todos los trabajos son válidos y que deben respetar las formas como los niños se expresan.

 









Janio Díaz


Número de visitas a esta página 234
Fecha de publicación 02/12/2022
Última modificación 02/12/2022

Versión 7.0.1

Powered by Nexura