Nuevo caso de fraude al SOAT preocupa a autoridades de salud


“Es evidente que en Cali se le hace fraude al Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (SOAT) de una manera sostenida y organizada”. Con esta afirmación, Alexander Durán Peñafiel, secretario de Salud municipal, denunció nuevamente las alianzas existentes entre funcionarios y trabajadores privados para delinquir, haciéndo fraude al SOAT a través del engaño al sistema y poniendo en riesgo la integridad de los pacientes en centros asistenciales.

Esta vez fue una víctima quien se atrevió a denunciar que funcionarios la conminaron para que hiciera pasar una situación médica ocurrida a su madre, como accidente de tránsito y así lograr una supuesta atención más oportuna pero no en la IPS donde se encontraba sino en otro centro médico predeterminado por estas personas.

“Los hechos sucedieron cuando una adulta mayor sufre una caída y es trasladada por sus propios familiares a la IPS Siloé para ser atendida, tiempo después la hija de la persona afectada es convencida por el propio enfermero que recibe el caso para que acceda a ser trasladada a otra institución clínica pero en ambulancia y ser atendida como víctima de accidente de tránsito, a través del SOAT”, explicó el secretario de Salud, quien añadió que en el hecho participan tanto funcionarios públicos como privados.

“En mi angustia accedí a lo que me solicitaron porque me prometieron que mi madre sería atendida más rápidamente si decía que había sido un accidente”, indicó la afectada, quien pidió no revelar su identidad.

Con testimonios, videos y pruebas documentadas, este nuevo caso será llevado ante la Fiscalía General de la Nación por el propio secretario para que se investigue a cualquier funcionario que haya participado en esta práctica y su retiro de manera inmediata del servicio.

“En Cali algunos siguen haciendo trampa para obtener las dádivas que ciertas IPS entregan a terceros por los pacientes SOAT que llegan en ambulancias, pero lo que a mí me más me preocupa es la integridad del paciente porque está en juego la vida de las personas”, recalcó el médico Durán Peñafiel.

“Instamos a la Fiscalía General de la Nación a que investigue lo que está sucediendo en Cali, porque esto ocurre de manera sostenida”, puntualizó el funcionario.

Actualmente la Secretaría de Salud controla el 60 por ciento de los despachos de ambulancias en Cali de manera segura a través de la línea 123. Este sistema busca que una persona accidentada sea trasladada por personal calificado y a un centro médico que cuente con las especificaciones que se necesitan para una atención oportuna y de calidad.

Hernán Hormaza


Número de visitas a esta página 3264
Fecha de publicación 26/08/2017
Última modificación 26/08/2017

Versión 7.0.1

Powered by Nexura