La historia de un excombatiente que encontró en la Alcaldía de Cali una mano amiga


Su nombre es Jimmy, así, a secas. Hace parte del grupo de desmovilizados de las Farc en la nueva zona de reincorporación de La Elvira, en el área rural del norte del Cauca. Jimmy ha sentido en carne propia las secuelas de la confrontación armada. No tiene sus manos que le fueron amputadas luego de un accidente con artefacto explosivo, también perdió un ojo como producto de impacto esquirlas. No tiene documento de identidad por lo que su atención se había dificultado.

Lo que sí tiene es mucha esperanza en un nuevo comenzar y también tiene el apoyo de la Alcaldía de Cali que priorizó su atención médica, luego de la brigada de salud que se realizó en el corregimiento caucano donde se encontraba. El excombatiente fue intervenido quirúrgicamente en el hospital Cañaveralejo de la Red de Salud Ladera para adaptarle una prótesis ocular que mejorará ostensiblemente su calidad de vida en un proceso liderado por la Secretaría de Salud, sin costo alguno y con el apoyo de médicos cirujanos que hacen esta labor de manera voluntaria.

“Para mí esto es un paso adelante porque ahora me siento incluido en esta nueva vida y tengo el apoyo que nunca había logrado para mejorar mi condición de salud”, indicó este hombre de mediana edad, luego de recibir la visita del alcalde.

Para Maurice Armitage, esta es una clara muestra que Cali es la capital del posconflicto y la reconciliación en el suroccidente colombiano.

“Estamos decididos a tenderle la mano a estos hombres que han decidido apostarle a la paz y lo seguiremos haciendo, no sólo apoyándolos en el tema de salud sino en otros campos como el laboral”, indicó Armitage Cadavid, quien además recordó que el perdón y la aceptación son factor clave para el cambio que necesita el país.

Entretanto el secretario de salud Alexander Durán, dijo que de esta manera Cali toma la delantera como ejemplo en Colombia para que otras instituciones se sumen al esfuerzo que se necesita  para la atención en salud de estas personas.

“Jimmy se convierte en el primer caso pero esperamos poder atender a más personas. Queremos que tanto el presidente Santos como el Ministro Alejandro Gaviria vean nuestra iniciativa como un ejemplo a seguir”, indicó el funcionario”

La jornada de salud en La Elvira benefició a cerca de 300 personas entre aquellos en proceso de reincorporación y la comunidad que reside en los sectores aledaños. Hay muchos “Jimmys” que han esperado por años una oportunidad que ahora está al alcance de la mano.

Hernán Hormaza


Número de visitas a esta página 705
Fecha de publicación 22/08/2017
Última modificación 22/08/2017

Versión 7.0.1

Powered by Nexura