Riesgo Químico


MARCO CONCEPTUAL:

Las sustancias químicas son consideradas peligrosas por sus características, que pueden afectar el ambiente y los seres vivos fundamentalmente, por lo que la producción, uso, manejo y transporte, significan un alto riesgo de afectación a la salud y al ambiente. Los casos de emergencia que involucran estos riesgos, aumentan permanentemente según las estadísticas de los centros de información para situaciones de emergencia con productos químicos

Las sustancias químicas están asociadas con peligros de origen tecnológico como el almacenamiento de gases tóxicos, líquidos corrosivos, la inflamabilidad de una sustancia o la presencia de materiales radiactivos, que pueden interactuar con peligros de origen natural y social.

El Riesgo Químico es aquel  que se genera por la Exposición No Controlada con diferentes Sustancias Químicas o Residuos Potencialmente Peligrosos de los denominados Agentes Químicos

Se entiende por Agente Químico cualquier sustancia que pueda afectarnos directamente cuando estamos en contacto directo con el agente químico, aunque no estemos efectuando directamente la tarea.

DEFINICIONES:

Estas definiciones son tomadas de las normas consultadas que definen el Marco Legal Nacional vigente  para la Seguridad Química y Normas Internacionales Vinculantes y que rigen la Gestión para una Seguridad Química adecuada

Peligro. La capacidad intrínseca de un agente químico para causar efectos adversos en los  organismos. Como una fuente o situación con potencial de daño o términos de lesión o enfermedad daño a la propiedad, al ambiente de trabajo, al medio ambiente o una combinación de estas.

Amenaza. La probabilidad de que un fenómeno natural o humano, potencialmente capaz de causar daño y generar pérdidas, pueda suceder en un lapso de tiempo determinado.

Riesgo. La probabilidad de ocurrencia de un evento con consecuencias sociales o ambientales en un sitio particular y durante de un tiempo de exposición determinado. Se obtiene de relacionar la amenaza con la vulnerabilidad a los eventos.

Factor de Riesgo Químico. Se considera un Factor de Riesgo Químico a toda sustancia  orgánica o inorgánica, de procedencia natural o sintética, en estado sólido, líquido, gaseoso o vapor; que puedan dañar directa o indirectamente a personas, bienes y/o medio ambiente.

Exposición. Es la medida de la concentración y el tiempo o persistencia de un compuesto químico,  u organismo dentro de un sistema definido.

Evaluación. Medición de resultados con valores establecidos, medición de factores ambientales.

Prevención. Es el conjunto de medidas cuyo objeto es impedir o evitar que los riesgos a los que está expuesta la empresa den lugar a situaciones de emergencia.

Escenario de riesgo. Es la interacción de lo diferentes factores de riesgo, amenaza y vulnerabilidad en un territorio en un momento dado. Debe describir y permitir identificar el tipo de daños y pérdidas que pueden generarse por la ocurrencia de un evento en determinadas condiciones de vulnerabilidad.

Accidente Químico. Hace referencia a un acontecimiento o  situación peligrosa que resulta de la liberación de una sustancia riesgosa para la salud o el medio ambiente a corto o largo plazo. Estos acontecimientos pueden ser incendios, explosiones, fugas o liberaciones de sustancias tóxicas que pueden provocar enfermedad, lesión, invalides o muerte.

Se clasifican en:

  • Explosivos.  Sustancias y preparaciones que pueden explotar bajo efecto de una llama o que son sensibles a los choques o fricciones. Por ejemplo: Nitroglicerina Precaución: evitar golpes, sacudidas, fricción, flamas o fuentes de calor.
  • Inflamables. Sustancias y preparaciones: que pueden calentarse y finalmente inflamarse en contacto con el aire a una temperatura normal sin empleo de energía o que, en contacto con el agua o el aire húmedo, desenvuelven gases fácilmente inflamables en cantidades peligrosas. Por ejemplo: Benceno, Etanol, Acetona, etc. Precaución: evitar contacto con materiales ignitivos (aire, agua).
  • Extremadamente inflamable. Sustancias y preparaciones líquidas, cuyo punto de inflamación se sitúa entre los 21 ºC y los 55 ºC. Por ejemplo: Hidrógeno, Etino, Éter etílico, etc. Precaución: evitar contacto con materiales ignitivos  como el aire, agua.
  • Comburentes. Sustancias que tienen la capacidad de incendiar otras sustancias, facilitando la combustión e impidiendo el combate del fuego. Por ejemplo: Oxígeno, Nitrato de potasio, Peróxido de hidrógeno y otras. Precaución: evitar su contacto con materiales combustibles. Peligro de Inflamación: Pueden favorecer los incendios comenzados y dificultar su extinción
  • Corrosivos. Estos productos químicos causan destrucción de tejidos vivos y/o materiales inertes. Por ejemplo: Ácido clorhídrico, Ácido fluorhídrico, etc. Precaución: No inhalar y evitar el contacto con la piel, ojos y ropas.
  • Irritante. Sustancias y preparaciones no corrosivas que por contacto inmediato prolongado o repetido con la piel o las mucosas, pueden provocar una reacción inflamatoria en el organismo, como el Cloruro de Calcio, Carbonato de Sodio. Precaución los gases no deben ser tocados e inhalados.
  • Neumoconioticos.  Sólidos que se acumulan en los pulmones como polvo de Carbón, Amianto, Algodón, Sílice, Asbesto, PVC y otros similares.
  • Asfixiantes.  Que impiden la llegada de oxigeno a los tejidos.
  • Narcóticos.  Que producen inconsciencia como cloroformo, alcoholes, éteres, cetonas.
  • Sensibilizantes. Producen alergias, requieren predisposición fisiológica del individuo; compuestos de níquel, cromo,  fibras vegetales o sintéticas.
  • Cancerígenos.  Producen tumores malignos como Amianto, Benceno, Tolueno, Cadmio, Plomo.
  • Mutagénicos.  Producen problemas hereditarios, como los Éteres de Glicol, Plomo.
  • Teratogénicos.  Producen malformaciones en el feto como as radiaciones ionizantes.
  • Sistémicos que afectan un órgano de forma selectiva como Metílicos, Uranio.
  • Nocivos.  Sustancias y preparaciones que por inhalación, ingestión,  o penetración cutánea pueden implicar  riesgos a la salud de forma temporal o alérgica, como el Etanol, Dicloro-metano, Cloruro de Potasio, se debe evitar el contacto con el cuerpo humano y la inhalación de los vapores.
  • Tóxicos.     Sustancias y preparaciones que por inhalación, ingestión, o penetración cutánea, pueden implicar riesgos graves, agudos o crónicos a  la salud, como el Cloruro de Bario, Monóxido de Carbono, Metanol, se debe evitar todo el contacto con el cuerpo humano.
  • Muy  Tóxicos.  Los que por inhalación, ingesta o absorción de la piel, provocan graves problemas a la salud inclusive la muerte, como el Cianuro, trióxido de Arsenio, Nicotina. Se debe evitar todo contacto con el cuerpo.
  • Radiactivos. Son los que emiten radiaciones nocivas para la salud pueden ser ionizantes, no ionizantes, radioisótopos.
  • Ionizantes. Son los que emiten radiaciones ionizantes que son aquellas con energía suficiente para ionizar la materia extrayendo los electrones de sus estados ligados al átomo.
  • No ionizantes. Son los que emiten radiaciones que no son capaces de extraer de la materia los electrones, produciendo como mucho excitaciones electrónicas.
  • Peligrosos para el medio ambiente. Son los que en contacto con el medio ambiente puede provocar daños al ecosistemas a corto o largo plazo, por su riesgo potencial no deben ser descargados en las tuberías de alcantarillado, antes de ser tratados específicamente.

Estas sustancias  para su manejo, se identifican con símbolos de reconocimiento universal denominados Pictogramas, que se representan en caracteres negros de fondo amarillo a excepción de los  que representan Sustancias Nocivas e Irritantes que se representan en fondos naranjas.

Los factores de riesgo los determina  la composición química de la sustancia, la forma material del producto, y la vía de penetración al organismo. Los agentes químicos pueden afectarnos a través de cuatro maneras:

  • Por inhalación a través de las vías respiratorias. Las partículas muy finas, los gases, neblina y los vapores se mezclan con el aire, penetran en el sistema respiratorio, siendo capaces de llegar hasta los alvéolos pulmonares y de allí pasar a la sangre. Según su naturaleza química provocarán efectos de mayor a menor gravedad, atacando órganos como el cerebro, hígado, riñones y otros,  por eso es imprescindible protegerse.  Las partículas de mayor tamaño pueden ser filtradas por los cilios y el moco nasal, donde quedarán retenidas.
  • Por ingestión  a través de la boca, la sustancia ingerida conlleva un riesgo especifico siendo de diferente gravedad el accidente y la urgencia de su atención, algunas son de efecto inmediato en especial las corrosivas, otras después de su absorción en el tubo digestivo, distribución y metabolización por el organismo por lo que pueden aparentar ser inocuas inicialmente.
  • Por Contacto a través de la piel con el toxico, puede producir intoxicación por absorción cutánea, debido a que el toxico puede atravesar la barrera defensiva y ser distribuido por todo el organismo, una vez ingresado al mismo, son especialmente peligrosos los liposolubles,  como insecticidas y plaguicidas siendo esta la de mayor frecuencia y más alta exposición. Desde la perspectiva de la salud, las vías de exposición podrían ser un medio para clasificar los accidentes químicos.
  •  Exposición ocular Es el resultado de la acción lacrimógena de una lesión epitelial de la cornea o queratitis estos efectos pueden inmediatos o retardados. resultan del contacto con gases, vapores o polvos, salpicaduras de líquidos en los ojos pueden ocurrir en un accidente industrial de carretera o ferrocarril cuando se disemina ampliamente la sustancia toxica. En estas situaciones se combina a menudo con lesiones cutáneas, daños al sistema respiratorio o intoxicación sistémica.

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Número de visitas a esta página 63210
Fecha de publicación 11/05/2004
Última modificación 10/05/2018

Versión 7.0.1

Powered by Nexura