MITOLOGIA CALEÑA

 



HISTORIA DE LAS MACETAS
El 29 de junio en la zona sur del Valle los padrinos obsequian a sus ahijados una maceta.
Se trata de un trozo de balso en el cual se incrustan dulces y objetos pequeños y que se adornan con festones o helices de cartón generalmente llamadas ringletes, El Valle es acaso el único departamento del país donde todavía hay fiestas de padrinos y ahijados. Dicha costumbre viene desde hace un siglo aproximadamente, según relatos de Raúl Silva.
Vivía en el barrio de el peñón de la ciudad de Cali, Dorotea Sánchez madre de dos hijos gemelos a quienes el señor cura había bautizado con los nombres de Pedro y Juan Pablo, pues habían nacido justamente el 29 de junio. La víspera del cumpleaños de los hermanos Sánchez la madre no disponía de un solo real par celebrárselo y solo tenia un poco de azúcar de pan y resolvió prepararles dulces de conserva, creyendo encontrar brevas y limones, pero al buscarlos nada había en el solar, no obstante,hizo lumbre y puso en un recipiente agua y azúcar y mientras se calentaba la mezcla reflexiono:
Pero si no tengo canela, ni clavos, ni pimienta dulce; caray solo tengo agua dulce no puede ser si tan solo San Pedro y San Pablo vinieran a ayudarme yo los nombraría segundos padrinos de mis hijos pues los que tienen son mas amarrados que un tamal.estaba hablando sola la pobre negra cuando escucho golpes en la puerta, era una señora muy bonita vestida de blanco y olorosa a jazmín.
Que desea la dona pregunto la pobre negra? Solamente mostrarle una cosa me permite acompañarla? Pues claro dona no faltaba mas.La negra le mostró el poco de miel incolora que tenia en la paila . Pues bien este poco de azúcar azucarada la vamos a convertí en algo sólido, que va a dejarse moldear con los dedos y tomara el color de mi traje si le damos el punto que requiere.
La hermosa dama bendijo la miel, que empezaba a convertirse en caramelo este se torno blanco y empezó a cuajarse. La negra muy feliz saco de la paila el contenido el cual se había convertido en una cera fina, la dama sonriente empezó a pellizcar trocitos y a convertirlos en palomas , en caballo, en flores, en muñecos en tantas cosas tan bonitas que Dorotea miraba con atención mientras suspiraba.
Pongamos ahora a los hombres a trabajar dijo la dama y llamo en seguida a Pedro y a Pablo, quienes penetraron hasta la cocina sin saber por donde, pues no eran los gemelos, sino los mismos apóstoles Pedro y Pablo, quienes terminaron el trabajo y fueron en busca de sus ahijados a la loma de San Antonio.
Poco momentos después se organizo el mas divertido festival entre ahijados y padrinos. Dorotea se dijo a si misma quien lo creyera estas donas extranjeras saben mas que nosotras las cocineras yo no hubiese hecho mas que macetas.
Y así nació en Cali la fiesta de las macetas.
LEYENDA SOBRE EL CERRO DE LAS TRES CRUCES
Cuando se llega a Cali siempre se menciona este lugar y cada quien se pregunta por el significado de las tres cruces, pues bien, en Cali todo era paz y alegría. De pronto, algo malo empezó el ambiente se saturo de un fuerte olor a humo de azufre. Para colmo de miedo, en las noches sin luna o cuando había tempestad, surgía en el cerro en donde hoy están las tres cruces, una gigantesca figura de murciélago, que danzaba entre las llamas y alrededor de el una ronda de negros que gritaba al compás de un ritmo desconocido.; lo cierto es que el sonsonete es muy propio de la costa y su protagonista es nada menos que Buziraco, expulsado del cerro de la Popa en Cartagena , por un monje exorcista,. Pero no se fugo solo trajo su conjunto de cumbiamberas, almas de brujas y de herejes que no logro bautizar el apóstol de los negros San Pedro Claver. Por aquellos días Cali se vio presa de muchas calamidades peste de viruelas, dengue y la lepra, bandadas de langostas consumieron las dehesas y todo el Valle del Cauca parecía un infierno . Alarmado el guardia del convento de San Joaquin ,Fray Fernando de Jesús cuero , solicito ayuda al gobierno Eclesiástico de Popayan ,y este le envío dos misioneros recién llegados a esa ciudad procedentes de Quito .Eran ellos Vicente y Juan Cuesta.Obedeciendo la orden legaron a Cali en 1837, predicaron unas misiones, subieron al cerro , clavaron en su cima tres cruces de guaduas e hicieron exorcismo para desterrar al Buziraco.Todo se calmo hasta el 24 de diciembre de 187, cuando la ciudad se envolvió en llamas hubo saqueos y desgueyos y una voz atronadora bizque se oyo en la montaña, anunciando que arrojaría tarde o temprano el cerro sobre Cali, En julio de 1925, la tierra tembló y se derrumbaron varios templos , las cruces de guadua se fueron al suelo pero el padre Marco Tulio Collazos las hizo de ferroconcreto y las inauguro el 6 de enero de 1937. Esto lleno de soberbia al enemigo malo,tanto mas cuando a los cristianos les dio por hacer romerías al cerro en los días santos, pues el demonio aprovecho esto para incitar al vicio y la anarquía: repartió aguardiente a todo el mundo, llevo mujerzuelas, raponeros, degenerados sexuales y pirómanos ...tantos fueron los atracos, las violaciones, las muertes y heridos, tanto los incendios forestales que la arquidiócesis prohibió esta costumbre en pro de la moral caleña, pero el buziraco sigue haciendo de las suyas: la sangre morena hierve al escuchar un tambor se prende la parranda y la orgía se extiende por todo el burgo de don Juan Sebastián de Belalcazar solo se escuchan las alegres carcajadas del demonio, allá en la cima del cerro, celebrando sus fechorías.
Igualmente existen leyendas sobre personajes típicos que existieron en la ciudad, si tiene interés puede preguntar por RIVERITA Y JOVITA.


AGRADECIMIENTOS
 


 


CREDITOS