ASPECTOS HISTORICOS

PREHISTORIA: Santiago de Cali estuvo habitado a la llegada de los conquistadores, en 1536 por tribus indígenas entre las que sobresalían:

Los Calimas y gorrones. Subdivididos en infinidad de pequeños grupos, mas o menos independiente, como los Jamundies, Buchitolos, Liles o Lilies, Aquales , Calotos, Bugos, Abichines, Ocaches, Buscajoes, Atuncelos, Noamaes, guacaries, Chancos, Chinches, Sonsos, Llamas, Timbas Paches y otros, con caciques como Peteo Petecuy, bajo cuya órdenes los diferentes grupos de aborigenes opusieron feroz resistencia a los conquistadores, hasta ser exterminados casi en su totalidad, dada la superioridad en armas de los invasores.

Los Calimas moraban hacia el norte en la margen izquierda del río Cauca, y especialmente en la hoya del río Calima. Poseían estos indios una cultura refinada y son numerosas las evidencias arqueológicas encontradas en su territorio: Amplias plataformas artificiales en las laderas de las lomas con cabida para una o más cosas ricas jeroglíficos; sofisticada tumbas ricas en objetos de oro. Con una técnica que los coloca entre los pueblos orfebres más Expertos de América como lo atestigua las inumerables piezas conservadas en el Museo del Oro del Banco de la República.

Los gorrones su nombre les provino del pescado que constituía la principal base de su alimentación. Tejían mantas y trabajan el oro con habilidad, fabricaban curiosos adornos conque cubrían sus cuerpos.

Sus caseríos. Compuestos por lo generar 10 a15 casas espaciosas el jefe principal dela tribu, pete o petecuy, habitaba en terreno elevado distinguiéndose su vivienda.

Al sur vivan los jamundíes, su cacique era jamundi, de quien tomó el nombre el río principal de esa comarca;

la base de su alimentación era el maíz tostado, el pescado y la carne de los animales.

Los quimbayas: eran una muestra de Caribes y Chibchas. Fuertes robustos, bien proporcionado ágiles.cultivaban el maíz, la yuca, la arracacha el zapallo; Eran pescadores y cazadores, su bebida favorita era el vino de palma y la chicha sus chozas las fabricaban con varas de árboles. Andaban siempre desnudos, pero tenían a lujo pintarse la piel con achiote rojo. La orfebrería de los quimbayas era maravillosa por su labrada, tan artístico que los joyeros de hoy no han podido superarlos. En cerámica eran realmente excepcionales ánforas, vasos, copas. Eran idolatras adoradores del demonio y crían en la inmortalidad del alma.






CONQUISTA

El descubrimiento del valle del Cauca tuvo su origen en la expedición de francisco pizarro al perú expedición con la cual venia Sebastián de Belalcazar quien después de fundar la ciudad de quito resolvió separase de su jefe y organizar excursiones por su cuenta, Belalcázar tenía como capitanes a Pedro de Añasco y juan de Ampudia, a quienes en 1535 designó para continuar la expedición hacia lo que hoy constituye la nación colombiana, siendo los primeros europeos en llegar al valle del Cauca, después de haber descubierto la región del patía y la de popayán llegaron al territorio de los timbas, que huyeron a la presencia de los españoles dejando solo sus casas y bienes. Avanzaron hasta las tierras del cacique jamundi, quien les puso tenaz y fiera resistencia, viéndose obligados a vencerlo en tremenda batallas.

FUNDACIÓN

Belalcázar ordenó a Miguel López Muñoz fundar una ciudad en las afueras de la cordillera occidental, en un lugar cercano al mar y en la región del río Calima lo que se hizo solemnemente el 25 de julio de 1536, día del apóstol Santiago, y se llamó Santiago de Cali, que luego fue trasladado por orden del mismo Belalcázar al sitio que hoy ocupa, designando teniente de gobernador a Miguel López Muñoz. Muy pronto, con base a su progreso, se le nombró cabildo y alcalde.

COLONIA

Dentro de la Colonia, el valle Santiago de Cali estuvo bajo la dominación española y perteneció a la gobernación de popayan y, para algunos efectos, especialmente judiciales, dependió de la presidencia de Quito.

La ciudad de Cali tuvo alférez real, Título que significo gobierno y nobleza.

INDEPENDENCIA

1810-1830 Al cabildo de Cali le cabe el honor de haber realizado la revolución antes del 20 de julio de 1810 El criollismo rebelde y altivo, el fervor el amplio conocimiento de las ideas de libertad, igualdad e independencia, infiltradas por dirigentes tan ilustres como los Caicedo, Vallecilla , los padres franciscanos especialmente Fray José Joaquin Escobar, estallaron en la memorable sesión 3 de julio de 1810,17 días antes del 20 de julio, en Bogotá en el acto del 3 de julio el cabildo de Cali pedía la instalación de juntas patrióticas independientes, gobierno de los criollos independencia absoluta, etc. Don José Miguel pey, Vicepresidente de la Junta Suprema de Bogotá, reconoció la importancia de esta junta del 3 de julio y felicito a los patriotas del Valle. Inmediatamente después de la rebelión de 1810, el Gobernador de Popayán, don Miguel Tacón y Rosique, organizó tropas para someter al Valle. Los habitantes caleños solicitaron auxilio a la junta Suprema de Bogotá y ésta envió un pequeño contingente al mando del coronel Antonio Baraya. Sin pérdida de tiempo, este militar se aprestó a reforzar su personal con entusiastas vallecaucanos que, a su mando, librarían el 28 de marzo de 1811 la batalla del Bajo Palacé, dándole a la patria el primer triunfo. En este combate murió y fue el primer héroe de la causa libertaria, don José Miguel Cabal. También se distinguieron por su arrojo ejemplar Atanasio Girardot, más tarde héroe del Bárbula, y el vallecaucano José María Cabal. Esta batalla permitió la toma de Popayán. La junta de Cali, bajo la presidencia de don Joaquin de Cayzedo y Cuero, y la vicepresidencia de don José María Cabal, se instaló