QUE ES LA TRATA DE PERSONAS

Comparte esta publicación

QUÉ ES LA TRATA DE PERSONAS:

Es una forma moderna de esclavitud. Es el comercio de seres humanos, la captación, transporte, traslado, la acogida o la recepción de personas recurriendo a la amenaza o la fuerza o a otras formas de coacción, al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o a beneficios con fines de explotación.

Según el 'Protocolo de Naciones Unidas para Prevenir, Reprimir y Sancionar la Trata de Personas, especialmente Mujeres y Niños' de 2000, se considera a este delito como:

'la captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de personas, recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra, con fines de explotación. Esa explotación incluirá, como mínimo, la explotación de la prostitución ajena u otras formas de explotación sexual, los trabajos o servicios forzados, la esclavitud o las prácticas análogas a la esclavitud, la servidumbre o la extracción de órganos'.

Con fundamento en el Protocolo, los elementos constitutivos de este delito son tres: actividad, medios y propósitos.

En cuanto a la actividad, si bien en la definición del Protocolo, se mencionan varios verbos: captación, transporte, traslado, acogida o recepción de personas, el verbo principal que mejor caracteriza la trata de personas es el traslado. Éste implica el desarraigo de las víctimas y por ende, mayor vulnerabilidad frente a sus tratantes. El traslado puede ser externo o interno, es decir, hacia al extranjero o al interior del país.

En el caso de que el traslado sea externo se puede dar de manera legal o ilegal. El primero se refiere a la situación en la cual la víctima arriba al país de destino con los documentos y certificaciones migratorias requeridas, tales como pasaporte y visa. En el segundo caso se recurre a medios fraudulentos, como falsificación de los documentos o ingreso indocumentados para entrar al país. En el evento de ingreso ilegal, en el país de destino la víctima se convierte automáticamente en un inmigrante irregular. Tanto en los casos de ingreso legal como ilegal los tratantes suelen retener los documentos de la víctima, dejándola en calidad de inmigrante clandestino.

En relación con los medios que utilizan los tratantes o sus redes para trasladar una víctima al exterior o al interior de su país y explotarla se destacan: la amenaza o el uso de la fuerza u otras formas de coacción, el rapto, el fraude, el engaño, el abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra. La utilización de estos medios no sólo privan a la víctima de su libertad o la limitan en sus derechos de movilización, sino que también vician su consentimiento.

Finalmente, refiriéndose a los propósitos u objetivos finales de la trata, el Protocolo establece que debe incluir como mínimo, la explotación de la prostitución ajena u otras formas de explotación sexual, los trabajos o servicios forzados, la esclavitud o las prácticas análogas a la esclavitud, la servidumbre o la extracción de órganos.

ELEMENTOS DEL PROCESO DE LA TRATA DE PERSONAS

  • MOVILIZACIÓN:  Captación, transporte, traslado, acogida o recepción de personas  
  • PRIVACIÓN DE LA LIBERTAD: Amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra.
  • CON FINES DE EXPLOTACIÓN 


EL IMPACTO DEL DELITO DE LA TRATA DE PERSONAS:

La Corte Penal Internacional ha catalogado la trata de personas como un delito de lesa humanidad, esto quiere decir que es considerada como uno de los crímenes más graves que se cometen contra todas las personas, al constituirse en una violación grave a los derechos humanos de quienes la padecen.

“Entre 1997 y 2002, la prostitución infantil en Colombia aumentó en un 66% entre niños de 12 a 14 años, y en un 31% entre niños de 14 a 17. En Colombia, más de 35.000 menores son explotados sexualmente. El Ministerio de la Protección Social y el ICBF detectaron, durante la última década, un aumento del número de niños inducidos a la prostitución, inclusive en edades inferiores a los 10 años. Colombia cuenta con 109 denuncias de pornografía infantil ante la Dirección de Control y Vigilancia del Ministerio de Comunicaciones”.

De acuerdo con UNICEF, 25.000 menores son víctimas de la explotación sexual en Colombia, de los cuales 16.000 se encuentran en un rango de edad que oscila entre los 8 y los 12 años. El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar registró solamente en Bogotá 10.200 niñas y 800 niños involucrados en prostitución infantil.

El Departamento Administrativo de Seguridad –DAS- estima que entre 45.000 y 50.000 mujeres víctimas de trata para fines de explotación sexual se encuentran en el extranjero, siendo la mayor parte de éstas, mujeres jóvenes, niñas y niños, los cuales son trasladados a Europa Occidental (España, Italia, Holanda, Alemania, Francia y Bélgica, entre otros), Asia (Japón, Hong Kong y Singapur) y Estados Unidos.

Un sistema de justicia lento, con problemas de recursos, o que rara vez profiere condenas, puede desestimular seriamente el interés de la víctima por denunciar, en particular porque acudir a la justicia representará más peligro que guardar silencio. En Colombia, por ejemplo, a pesar de los esfuerzos ejemplares para prevenir la trata de personas, el tema de hacer justicia sigue siendo una situación por resolver. Durante 2004, si bien se iniciaron veinte casos nuevos contra tratantes y enjuició a otros dieciséis, no se profirió ninguna condena, y trescientos casos de años anteriores siguen en proceso.

Lo cierto es que existen varias razones que inhiben a una víctima de la trata a denunciar el delito ante las autoridades. Éstas van desde el deseo de cerrar un pasaje oscuro de su vida, que causó profundo trauma físico y psicológico, o el temor a posibles represalias contra ella y su familia por parte de los tratantes, hasta el desconocimiento o desconfianza en las autoridades y/o la justicia, especialmente en países con altos índices de impunidad. Con relación a este último punto, es importante enfatizar algunos aspectos sobre los sistemas judiciales.

QUIÉNES SON LAS VÍCTIMAS:

Hombres, mujeres y menores que son reclutados, transportados, comprados, vendidos, transferidos, recibidos o alojados de manera forzada. La mayoría de las víctimas no acuden a las autoridades por temor a represalias, ser encarceladas o deportadas.

QUIÉN ES EL TRATANTE:

Es la persona o la red que se aprovecha de las necesidades de los demás y explota los sueños de quienes viven en la pobreza y buscan una vida mejor. El tratante se dedica a la captación, al transporte de personas; quienes ejercen control sobre las víctimas; quienes las trasladan o las mantienen en situación de explotación y quienes usan la amenaza, la intimidación y la violencia para obtener beneficios. Hay Tratantes que actúan independientemente y otros que hacen parte de redes criminales ya organizadas.

Los tratantes atraen a las víctimas con la promesa de que en otro lugar, dentro de Colombia o en el exterior, recibirán un buen salario como niñero, vendedores o camareros, pero al llegar al lugar de destino les quitan sus documentos, los maltratan, las obligan a prostituirse y a pagar deudas enormes. La estrategia de los tratantes es aislar a las víctimas de su familia y sus amigos, de su lengua y de su entorno social para tener mayor control sobre ellas. Emplean avisos en los periódicos para ofrecer los “trabajos” y reclutar a las víctimas. Incluso, usan a miembros de la familia, a amigos o líderes de la comunidad social de la víctima. También hay tratantes que secuestran o raptan a sus víctimas.


CUÁLES SON LAS MODALIDADES DE TRATA:

  • Explotación sexual (Prostitución, Pornografía, Turismo Sexual, Pedofilia)
  • Trabajo forzado
  • Niños soldados y soldados en cautiverio
  • Trata con fines de reproducción (Embarazos forzados, vientres de alquiler, Adopciones ilegales)
  • Mendicidad, servidumbre por deuda o los actos forzados en prácticas religiosas y culturales.
  • Extracción y venta ilegal de órganos

POR QUÉ SE DA LA TRATA DE PERSONAS:

Factores económicos:

  • Falta de empleo
  • Falta de alternativas laborales
  • Pobreza

Factores sociales:

  • Madre solterismo
  • Mujeres cabezas de hogar
  • Violencia intrafamiliar
  • Violencia sociopolítica
  • Desastres naturales

Factores culturales Bajo nivel educativo:

  • Prevalencia de objetivos económicos
  • Valores sociales
  • Desconocimiento de los reales alcances de la Trata

Factores psicológicos Baja autoestima:

  • Antecedentes de maltratos
  • Antecedentes de abuso sexual
  • Antecedentes de prostitución
  • Antecedentes delincuenciales

Una de las principales razones del surgimiento de la Trata de Personas es la pobreza de un país y el deseo de una mejor forma de vida, lo que hace que muchos colombianos sean vulnerables ante los Tratantes. En países con un alto nivel de desempleo, conflicto armado y desplazamiento y ante una demanda mundial cada vez mayor de una mano de obra barata, los tratantes “reclutan” a sus víctimas con las promesas de excelentes salarios y viajes al exterior.

La ignorancia de lo que es la Trata y de cómo opera, es otro factor para “caer” en las redes de los tratantes. Al principio sólo se conocen las historias triunfantes de viajes al exterior y altos salarios, pero se ignora la verdad porque la mayoría de las víctimas teme denunciar, son amenazas o les da vergüenza contar lo ocurrido.

Los bajos niveles educativos, la discriminación que aún existe hacia las mujeres y ciertos valores sociales también han hecho que muchos colombianos sean víctimas de este delito ante la “cultura del dinero y la riqueza” y los conceptos como “el fin justifica los medios” que se han arraigado en la sociedad.

Este delito, como cualquier otro, también sigue presentándose por el aumento de la demanda ya que la Trata se ha convertido en un negocio rentable que hoy es castigado y sancionado por la ley. Como dice Diego Beltrand, Jefe de Misión OIM Colombia, es necesario destacar “los avances logrados por el Estado y la sociedad civil colombiana en la lucha contra la Trata, en medio de dramáticas limitaciones y una lamentable expansión de este delito en Colombia y el continente”.

Número de visitas a esta página: 12139
Fecha de publicación: 11/05/2004

 

Twitter

content

 

Facebook de DESEPAZ

Agenda Eventos

Acerca de este Portal Nexura