Trombonista cubano, ex integrante de la Dan Den, se nacionalizó colombiano ante la Alcaldía de Cali

Trombonista cubano, ex integrante de la Dan Den, se nacionalizó colombiano ante la Alcaldía de Cali


A sus 63 años y después de residir durante 23 años en Cali, el músico cubano Gerardo Barreto Suárez, nacido en La Habana, se nacionalizó colombiano, a través de acta  juramento y ante el director jurídico de la Alcaldía de Cali, Nayib Yaber Enciso.

Al recibir la bienvenida como ciudadano de este país, agradeció a las autoridades municipales y nacionales haberlo acogido como hijo adoptivo de esta tierra, en la que comparte su vida desde hace 22 años con la caleña Rosalba Oviedo.

Este profesor del Instituto de Bellas Artes de Cali manifestó que de la capital del Valle le gusta todo, la alegría de su gente, la variedad gastronómica, el clima, el viento de las tardes, el swing, el ritmo de la cotidianidad, la facilidad para caminar a orillas del rio tutelar y por qué no una miradita a la belleza de las caleñas.

Gerardo Barreto Suárez llegó hacia mediados de 1995 a la Sultana del Valle con un contrato de trabajo como trombonista de la orquesta Dan Den de Cuba, la misma de canciones como ‘Gavetas’ y ‘Tu cuerpo no está hecho de metal’, esta última producción hecha en los estudios Niche, con el apoyo de Jairo Varela.

“Estando en esta capital y mientras participaba de la orquesta me informaron que en el instituto de Bellas Artes hacían falta profesores de música y fue entonces cuando participé en la audición para hacer parte de la Banda Departamental, la cual culminó hacia finales de 1995 y después ingresé a hacer parte del grupo docente del Instituto de Bellas Artes como profesor de trombón”, dijo.

Graduado en 1978 en la Escuela Nacional de Artes de Cuba como trombonista, divorciado, padre de un hijo y abuel, este profesor de piel canela y cabello cano señaló que antes de llegar a Cali se desempeñó como músico del grupo Opus XIII con el que representaba a la tierra cubana con el show de Tropicana, lo que le permitió recorrer distintas latitudes del mundo, participó en gran número de festivales y alcanzó incluso la medalla Juan Sebastián Bach. 

Manifestó que “teniendo ese amplio conocimiento del mundo y su música, lo que me hizo decidirme por Cali fue la acogida de la gente con la que interactué y la formidable oportunidad de hacer mi trabajo como profesional y con puesto fijo y todos sus beneficios de ley, aspectos que si fueron puestos por Dios como los voy a cambiar para seguir siendo un aventurero por ahí”.

Con sentimiento de gratitud el profesor Barreto, recordó que gracias a la Dan Den pudo llegar a tierras colombianas a plasmar su labor como músico y docente, a tal punto que estuvo trabajando paralelamente durante una década con el Ministerio de Cultura, haciendo los métodos de estudios de bombardino -trombón-, los cuales fueron publicados y repartidos en todo el país para que la difusión y formación musical en este instrumento de viento – metal, también llamado como barítono, fliscorno y eufonio.

Como profesor del conservatorio expresó entre risas y con desparpajo: “desde hace varios años ya perdí la cuenta de cuantos alumnos he formado para que las notas y sonidos fluyan deliciosamente de este instrumento al que se le han de sacar también chispas como lo hice, cuando me probé para ser integrante de la Banda Departamental”.

Finalmente, precisó que “cuando llegué de Cuba no tenía ninguna relación con el gobierno de mí país, solo tenía un contrato con el director de la Dan Den, Juan Carlos Alfonso para hacer parte de la orquesta y de las respectivas presentaciones, las que se extenderían por un año, pero por incumplimientos del empresario, el grupo se tuvo que ir de Cali hacia Bogotá a principios de 1996, donde hizo tres presentaciones; cuando ello sucedió yo hacía parte de la vida y la música caleña”.

 

Gustavo Sánchez  

 


Número de visitas a esta página 644
Fecha de publicación 27/09/2018
Última modificación 27/09/2018

Versión 7.0.1

Powered by Nexura