En ‘Reto Aventura Cali’, carrera con obstáculos, participantes vencieron sus propios límites

En ‘Reto Aventura Cali’, carrera con obstáculos, participantes vencieron sus propios límites


Cientos de caleños y caleñas que se prepararon con las jornadas del programa Carreras y Caminatas de la Secretaría del Deporte y la Recreación, se le midieron a ‘Reto Aventura Cali’, la carrera de obstáculos que gracias a la Administración del alcalde Maurice Armitage, disfrutaron los deportistas, de manera gratuita.

Mientras unos entrenaban fútbol sala, los más aventados medían su agilidad practicando BMX, otro parche realizaba ejercicios de estiramiento y más deportistas hacían sus rutinas de gimnasia en la unidad deportiva Alberto Galindo (Coliseo El Pueblo).

Como todas las carreras que realiza la Secretaría del Deporte y la Recreación, la logística estaba muy bien montada, además los organismos de socorro estaban allí para responder a cualquier eventualidad; esto, sin duda, genera seguridad a los participantes.

‘Reto Aventura Cali’ se diseñó para salir por grupos, mi turno era a las 9:45 a.m. Llegué a las 8:00 de la mañana. A esa hora, en el Coliseo El Pueblo se vivía una fiesta deportiva, el corazón se emocionó al ver cientos de ciudadanos vinculados con la agenda deportiva de la Alcaldía de Santiago de Cali, con el objetivo de transformar sus vidas, aprovechando las opciones de ocupación del tiempo libre y de adquirir hábitos saludables, para tener mejorar su calidad de vida.

Cada grupo comenzó con el calentamiento previo que hicieron monitores profesionales, y por supuesto, en tarima, el animador se encargó de poner la adrenalina al 100 % para salir al punto de partida con todas las ganas de llegar a la primera posición, o al menos, finalizar el reto.

Caminar 3.4 kilómetros tal vez suena sencillo para quienes tienen una rutina de actividad física, pero saber que estaban llenos de 21 obstáculos tipo militar, hacía el reto más interesante y por supuesto, difícil.

Sin embargo, ¿quién dijo miedo? Así que sin pensarlo dos veces me dejé contagiar por la energía, adrenalina y motivación de los otros corredores, a quienes que, por supuesto el corazón también les latía por la ansiedad, pero se movían por el impulso de sobrepasar sus propios límites.

Cuando fue el turno de mi grupo, el corazón me latió más rápido. Miedo, ansiedad, inseguridad fueron algunos de los sentimientos que llegaban a mi mente, pero cuando escuché el pitazo inicial y todos salieron dándola toda, por supuesto que yo también lo hice.

El primer obstáculo era una empinada rampa, confieso, muy difícil de pasar, y este era el abrebocas de 21 obstáculos más que probarían mi fuerza, destreza, concentración y habilidad. 

Durante el recorrido los monitores del programa Carreras y Caminatas estaban atentos a los participantes, observando que las pruebas se realizaran correctamente, pero también pendientes de cualquier inconveniente que se pudiera tener.

Así, minuto a minuto y cada vez con más sudor rodando sobre mi rostro y convencida de que podría lograrlo, fui atravesando escaleras y muros los cuales debía saltar, telarañas que me hicieron vencer el miedo a las alturas, pasé también por estructuras donde reconocí la fuerza en mis brazos, levanté pesadas llantas y costales con arena y descubrí que tengo mucha más fuerza de la que pensaba. Llegué a un foso con agua del cual salí victoriosa, pasé por debajo de entramados que ensuciaron mi ropa, de eso se trataba, salir sucio pero vencedor.

Corrí, salté, trepé, rodé y cuando creía que mis fuerzas se agotaban, hasta atravesé una línea de fuego y llegué a la meta, ¡si señores! Me colgué la medalla de Reto Aventura Cali en el cuello y eso fue una de las experiencias más gratificantes de la vida… ganar con el producto de mi esfuerzo.

Mi tiempo fue de 40 minutos, obviamente hubo gente que atravesó el campo en 15 minutos, y otros igual de guerreros, lo hicieron en una hora. El tiempo no importa, lo realmente significativo es poder entender que los límites solo están en la mente.   

Sin duda participaré en la próxima carrera de julio de 2019, denominada ‘Siete puentes’; seguiré disfrutando de la Ciclovida de Cali, de las clases de natación y spinning gratuitas del programa Cuerpo y Espíritu y recomendaré a mis amigos, familiares y a todos los caleños y caleñas que quieran ser más felices y saludables, que se vinculen con la programación gratuita de la Secretaría del Deporte y la Recreación. ¡Qué parche tan chévere!


#CaliProgresaConDeporte


Erika Arce


Número de visitas a esta página 335
Fecha de publicación 14/07/2019
Última modificación 14/07/2019

Versión 7.0.1

Powered by Nexura