Orlando Duque estuvo a la altura

Orlando Duque estuvo a la altura

Con un estruendoso aplauso fue recibido en el Cali Sport Fest el clavadista caleño 13 veces campeón mundial, ganador de 27 medallas de oro y dos veces record guinness al mejor clavado en altura desde los 27 metros: Orlando Duque, nacido en la carrera 12  15-05 del barrio Guayaquil, comuna 9 de la capital vallecaucana.

Con el desparpajo, la sencillez y el swing característico del hombre caleño, se subió al escenario remangándose la trenza, camisa de jean, bluyín desteñido y zapatos de tela del mismo color, felicitó a los organizadores del evento por lo bonitos y funcionales que están los escenarios deportivos y le hizo una invitación especial al alcalde de Cali, Maurice Armitage.

“Alcalde, bien por esa. Como caleño, me complace mucho volver a mi tierra y ver el progreso de Cali en materia deportiva, una ciudad muy bonita y gente sensacional. Lo invito a que no desfallezca en el apoyo al deporte, es la única salida que tenemos para que nuestros niños y jóvenes no se desvíen de su curso. Con eventos como estos ratificamos que Cali sigue siendo la capital deportiva”.

Durante su conferencia ‘Cómo convertir la pasión en resultados’, narró sus épocas de infancia en las que estudiaba en el colegio Camacho Industrial de la calle 12 con carrera 13 de Cali y se iba todos los días a pie hasta las piscinas Hernando Botero O’Byrne de la calle novena, a entrenar.

Cuenta el narrador y comentarista deportivo Jairo Chávez Ávila, que cuando Orlando tenía de 10 a 12 años de edad, el entrenador de natación y clavados Francis Gómez lo vio saltar y comentó: “Ese muchacho tiene futuro, pero tiene que aprender a nadar, pues sale chapoteando del agua como un perrito”.

Treinta años después, pasó a ser el mejor clavadista del mundo, al punto tal que tres jueces internacionales le dieron una puntuación de 10 cada uno, nombrándolo como el deportista perfecto de los saltos extremos por entre riscos y acantilados y entró al libro de los Guiness Record.

“Muchachos… no hay barreras. Todo lo que uno se proponga, está en la mente, en las ganas y en el compromiso con que uno enfrente las cosas. Yo no nací campeón, me hice. Busqué las oportunidades y las aproveché”, enfatizó Orlando. Y levantando los brazos, como en señal de triunfo, salió como ingresó: en medio de aplausos.  


Número de visitas a esta página 486
Fecha de publicación 29/10/2017
Última modificación 29/10/2017

Versión 7.0.1

Powered by Nexura