Dagma aseguró conservación de cuencas en Villacarmelo a través de Pago por Servicios Ambientales

Dagma aseguró conservación de cuencas en Villacarmelo a través de Pago por Servicios Ambientales


Por un monto de $132.944.232, la administración del alcalde Maurice Armitage, a través del Dagma, reactivó el acuerdo de Pago por Servicios Ambientales con la Asociación de Organizaciones Comunitarias Rurales del corregimiento de Villacarmelo y la cuenca Meléndez-Cuenca Meléndez Vive, para el año 2019.


 
“Para que los habitantes de la zona rural de Cali cuiden el ecosistema, no lo toquen en donde han conservado y en donde han destruido lo puedan recuperar, el Municipio como representante de la sociedad les va a reconocer unos incentivos para que ellos sigan cuidando el ecosistema y nosotros tengamos agua en la zona urbana”, explicó Claudia María Buitrago Restrepo, directora del Dagma.


 
En 2018, se firmó el primer acuerdo con este colectivo para respaldar el proceso del ‘Mercado de la Montaña’, este año se reactivó y se fortalecieron ideas: “Una parte significativa del recurso que recibimos lo convertimos en mesas de cocreación, una iniciativa que nos dice que nos juntemos como vecinos, planteemos un problema y una solución conjunta para que convocáramos a las instituciones hacia la solución”, dijo Carlos Augusto Castaño, líder del corregimiento de Villacarmelo.


 
Es importante resaltar la creación de la Mesa de Abejas en la que, en vez de sembrar árboles, se siembran abejas como alternativa tanto de soberanía alimentaria como de fortalecimiento del ecosistema.
 
También inició la Mesa de Cocreación de Café para que, unidos, los cafeteros identifiquen sus problemas, les encuentren soluciones y mejoren sus procesos.

 

Igualmente, se respaldó es la Mesa de Orquídeas. “Vamos a mejorar la calidad de las orquídeas y los viveros que tenemos en la montaña, para tener una muy buena oferta de las orquídeas comerciales, no las del bosque que se van a proteger”, aseguró Carlos Augusto Castaño.
 

Finalmente, otra iniciativa es sustituir y erradicar potreros y convertirlos en bosques alimenticios, asociados a especies menores, para que les den comida a los campesinos, y permitan generar ingresos a partir de comercialización de excedentes, permitido en la zona, por ser de conservación.
 


Katherine Becerra Cárdenas
Comunicaciones Dagma

 

 


 


Número de visitas a esta página 382
Fecha de publicación 26/03/2019
Última modificación 26/03/2019

Versión 7.0.1

Powered by Nexura