Autoridades ambientales trabajan conjuntamente en la liberación y reubicación de animales silvestres víctimas del tráfico ilegal

Autoridades ambientales trabajan conjuntamente en la liberación y reubicación de animales silvestres víctimas del tráfico ilegal


Cerca de 30 animales silvestres tendrán una nueva oportunidad de vida en el Departamento de Antioquia, gracias al trabajo articulado entre el Dagma y la Corporación Autónoma Regional del Río Nare, Cornare, que permitió el envío de estos animales para su liberación y reubicación.

Entre los animales enviados se encuentran una babilla, 19 tortugas hicóteas y 3 boas constrictor que fueron trasladadas a su nuevo hábitat directamente por Cornare, quienes se encargaron de recibirlos y llevarlos a un ecosistema adecuado para su liberación.

Por otra parte, 2 titis león, 6 monos maiceros o carinegros y 1 taira fueron enviados para su reubicación en el parque temático Hacienda Nápoles, ubicada en Puerto Triunfo, Doradal, Antioquia.

La mayoría de estos animales se encontraban en el hogar de paso del Dagma, en procesos de recuperación y rehabilitación y otros fueron trasladados desde Refugio Villa Lorena para su posterior reubicación.

Para el caso de las tortugas, el Dagma ha incautado y recibido en el hogar de paso alrededor de 3.000 especímenes de este tipo.

"Es muy común encontrar estos animales utilizados como mascotas o en el comercio. Algunas han sido utilizadas como regalos sorpresa en fiestas infantiles", informó Delio Orjuela, médico veterinario del grupo de Fauna Silvestre del Dagma, quién aseguró que tener una tortuga como mascota es un riesgo. “La comunidad desconoce que pueden ser portadoras de algunas enfermedades zoonóticas, como la salmonella que afectan la salud y puede poner en riesgo la vida de un ser humano”.

El médico veterinario, igualmente, advirtió que “las boas son animales que pueden morder y trasmitir infecciones, porque su flora bacteriana en su boca es bien patógena para nosotros, cuando muerden, normalmente, los colmillos se parten porque los dientes son muy filosos y delicados, y es aquí donde puede contraer infección al humano”.

Algunos de los animales que se reubicaron en la Hacienda Nápoles, como los monos, los titis y la taira, son animales que por las condiciones en que llegaron al Hogar de Paso, no pueden ser liberados, es decir, aunque físicamente se encuentran en buen estado, han tenido problemas de comportamiento, han sido humanizados o han sido producto del tráfico y comercialización de Fauna, por eso fueron ubicados en este parque temático.

Para el caso de la babilla, de aproximadamente 1 metro con 50 centímetros, fue rescatada y capturada del Humedal de La Babilla; aunque actualmente existen varias de estas en el lago, este no cumple con las características para su supervivencia, pues no provee la alimentación suficiente y el territorio no es el adecuado, además de representar un riesgo para la comunidad del sector.

Jennifer Dorronsoro Torres 
Comunicaciones Dagma

 


Número de visitas a esta página 333
Fecha de publicación 29/11/2018
Última modificación 29/11/2018

Versión 7.0.1

Powered by Nexura