Dagma celebró el Día del Agricultor

Dagma celebró el Día del Agricultor


Tienen las huellas de la tierra en cada uno de sus dedos, sus manos son fuertes, aguerridas y sus grandes virtudes son la solidaridad y la paciencia. Ellos son los agricultores, aquellos que se encargan de sembrar semillas que luego se convierten en alimento o medicina. El Dagma conmemoró su día rindiéndole homenaje a 29 de ellos que tienen sus cultivos en el ecoparque Písamos en el oriente de la ciudad.

Ana Dorly Jaramillo, subdirectora de Gestión Integral de Ecosistemas y Umata del Dagma, estuvo presente en esta actividad y felicito a estos hombres y mujeres por el buen trabajo realizado en sus huertas. “Aquí se cumple una función muy importante no solo por los productos que salen sino por la educación y el buen uso que se le da al tiempo libre”, aseguró la funcionaria.

Por su parte, Mónica Londoño, líder del grupo de Conservación de Ecosistemas dijo: “La mayoría de ellos es de la tercera edad y algunos fueron desplazados por la violencia, llegaron del campo a la ciudad y en Písamos tenemos unas parcelas donde cada uno cultiva. Ellos nos ayudan a conservar y promueven una agricultura sin ningún tipo de químicos, es agricultura urbana orgánica”.

Las 29 parcelas oscilan entre los 200 y 400 metros cuadrados y funcionan bajo producción orgánica, en sistemas de policultivos, cultivos asociados y cultivos multiestrata, de bajo impacto, aplicados con el propósito de optimizar el uso del suelo y garantizar sus sustentabilidades.

Dentro de lo que se ha sembrado se tiene: plátano, yuca, papa china, mafafa, albahaca, yerbabuena, tomillo, orégano árnica, poleo, toronjil, perejil, mata ratón, destrancadera y ortiga. En siembras ornamentales se tienen heliconias y girasoles.

Una de las homenajeadas fue Miriam Moreno, quien llegó hace 25 años al sector de Marroquín II y hace 20 años empezó a sembrar en el ecoparque. “Mi esposo y mi hijo limpiaron el terreno, me sembraron maíz y frijol y como yo no sabía nada de eso le recomendaron a los vecinos que me ayudaran. Yo empecé a observar y fui aprendiendo. Aprendí a hacer las eras y semilleros”.

Entre tanto, Luis Alberto Acevedo, guardaparque de Písamos, recuerda que las 3 funciones de los ecoparques son: conservación, educación ambiental y recreación paisajística. Allí, según el plan de manejo se tiene un espacio para árboles frutales para atraer aves, otra para regeneración natural y otra para ornamentales que atraigan mariposas y colibríes.

Agradecimiento especial por su compromiso y participación en el evento a Fundación Jóvenes del Mañana 'Fujoma', Fundación Nacederos y Fundación Forculvida.

 

 

 

Katherine Becerra Cárdenas
Comunicaciones Dagma


Número de visitas a esta página 560
Fecha de publicación 03/07/2018
Última modificación 03/07/2018

Versión 7.0.1

Powered by Nexura