Dagma ayuda a tejer redes para la protección del medio ambiente en zona rural

Dagma ayuda a tejer redes para la protección del medio ambiente en zona rural


Consolidar procesos de protección del medio ambiente en la zona rural de Cali y apoyar los emprendimientos ambientalmente sostenibles que se gestan en estas zonas, son dos de los trabajos que viene desarrollando el Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente, Dagma, en la presente administración de Maurice Armitage.

 

“Me siento muy feliz porque el papel que tiene el Dagma es tejer con las comunidades y ayudarlas a organizarse o fortalecer a las que ya están organizadas, tejer con las ONG, universidades, el empresariado y otros organismos del Municipio. Y eso es lo que estamos haciendo, tejiendo y reconociendo el capital social, además, del patrimonio ambiental que tenemos”, manifestó Claudia María Buitrago Restrepo, directora del Dagma.

 

Dentro de estos procesos que se están ejecutando vale la pena resaltar la experiencia del proyecto ‘Gobernanza para la conservación del área clave de biodiversidad en el bosque de San Antonio”, con el cual el Dagma firmó un convenio de cooperación aunando esfuerzos humanos, técnicos y científicos que buscan contribuir a mitigar las amenazas a la biodiversidad en un ejercicio de planificación participativa por actores públicos, intersectoriales y comunitarios.

 

“Este proyecto surge de nuestra experiencia como Corporación Biodiversa, en el que identificamos la necesidad de hacer trabajos de gobernanza, en los que la comunidad también tuviera participación en procesos de conservación. Para ello, en octubre de 2016, participamos en una convocatoria internacional, para que distintas organizaciones locales presentaran proyectos de conservación”, explicó Martha Liliana Silva, coordinadora general del proyecto.

 

De acuerdo con Silva, esta iniciativa busca mejorar la conectividad de los bosques de niebla existentes en la parte suroccidental de Colombia, desde el norte del Valle del Cauca, en los municipios de El Cairo, Trujillo, Yotoco, La Cumbre, Yumbo, Cali, Dagua; en el departamento del Cauca, en Munchique y luego en Nariño. La idea a largo plazo es mejorar conectividad de todo este corredor que permite garantizar, a largo plazo, la biodiversidad y los servicios ecosistémicos.

 

Dentro de los objetivos específicos del proyecto está la creación de grupos focales en cada Municipio de la cobertura del mismo, conformado por comunidad, propietarios comprometidos con la conservación y líderes ambientales. También se han sostenido conversaciones con autoridades ambientales, buscando la vinculación de la empresa privada a través de los criterios de responsabilidad social empresarial.

 

Igualmente, se realizó un diagnóstico del bosque de San Antonio con la intención de recopilar información biológica, biofísica, normativo-jurídico y socioambiental.

    

La importancia de los bosques de niebla radica en que la bruma mantiene la humedad alta en todo el bosque. El agua se evapora y que queda atrapada por las hojas lo cual mantiene la producción constante de agua. Los nacimientos y quebradas que nacen en los bosques de niebla son garantía de abastecimiento hídrico para las comunidades

 

Según explicó Martha Liliana Silva, otro aporte de estos ecosistemas es que hacen limpieza de dióxido de carbono, retienen nutrientes en los suelos y hay buena productividad para cierto tipo de cultivos; a la vez, reducen las posibilidades de erosiones y los hacen más resistentes a los cambios extremos que se están empezando a ver por el cambio climático.

 

La coordinadora del proyecto de Gobernanza en el Bosque de Niebla de San Antonio, manifestó que para conservar la niebla hay varios puntos a tener en cuenta: identificar y reducir las amenazas y presiones que la están afectado con la tala de bosque, las quemas, la contaminación del agua por químicos usados en cultivos, el manejo no adecuado de residuos y los encausamientos de agua en zonas donde ya se ha pasado la capacidad de carga.

 

También, advirtió que los turistas que visiten estas zonas deben comprometerse a no dejar basuras y, a quienes ofrecen servicios en el sector, los invitó a tener un adecuado manejo en toda la cadena de producción.

 

Precisamente, algunos de los habitantes del sector resaltan la importancia de hacer ecoturismo responsable. “Nuestro proyecto es, como lo dice su nombre,’ Mayedu, Medio Ambiente y Educación’, para mostrarle a la comunidad y al mundo que uno puede vivir en medio de la naturaleza, sin acabar con ella y ser productivo dentro de ella”, indicó Fabio Roberto Cledes, vecino de la reserva natural Mayedu.

 

Por su parte, Hernando Muñoz, de la Finca El Edén de Cris, dijo sobre su expectativa frente al proyecto de Gobernanza, afirmando que “debemos darles buen manejo a nuestras zonas de reserva, los nacimientos de agua y las vertientes. Además, miramos con mucho agrado el compromiso de las autoridades ambientales para hacernos acompañamiento en las zonas cuidando nuestros bosques, haciendo aislamientos, trabajando en lo del saneamiento básico y, además, vemos con muy buenos ojos, la posibilidad de fomentar un turismo agroecológico en nuestras zonas, donde todos nos podamos beneficiar”.

 

Katherine Becerra Cárdenas
Comunicaciones Dagma

 

 


Número de visitas a esta página 1273
Fecha de publicación 19/06/2018
Última modificación 19/06/2018

Versión 7.0.1

Powered by Nexura