El Dagma y la comunidad recorrieron áreas de la comuna 22 susceptibles de ser declaradas áreas protegidas

El Dagma y la comunidad recorrieron áreas de la comuna 22 susceptibles de ser declaradas áreas protegidas


En el marco de la declaratoria de áreas protegidas de la comuna 22, liderado por Departamento Administrativo de Gestión Medio Ambiente (Dagma), a través de la Fundación Funagua, se realizó una jornada de trabajo para reconocer las áreas susceptibles de ser declaradas áreas protegidas.

La actividad contó con diferentes actores de la comuna 22, integrantes de las Juntas de Acción Comunal, Comités Ambientales, universidades y comunidad en general. También se contó con la participación de representantes de la Policía, el Club Campestre y la CVC.

Las áreas protegidas son declaradas con el fin de conservar la biodiversidad in situ, incorporando propósitos sociales que tienen que ver con la conservación del patrimonio natural. Las propuestas para declarar o ampliar un área protegida generalmente surgen como respuesta a la necesidad de garantizar la permanencia y funcionalidad de paisajes, ecosistemas o especies, así como los servicios ecosistémicos y los elementos socioculturales que puedan estar asociados a los diferentes niveles de la biodiversidad.

Dicha jornada tuvo dos momentos. El primero, fue un recorrido en chiva por la comuna identificando nacimientos, quebradas, parches de bosque, humedales y zonas verdes que al ser conectados pueden aportar a la conservación de elementos biofísicos y de los servicios ambientales que allí se presentan y el segundo, realizado en las instalaciones del Centro Administrativo Loca Integrado #22, donde -en consenso- se logró identificar una primera propuesta del polígono del área susceptible a ser declarada en la comuna, así como los actores que están involucrados en la misma.

“El Dagma ha iniciado el proceso de declaratoria de un área protegida en la comuna con el fin de mitigar los impactos negativos que las acciones humanas puedan causar sobre los ecosistemas y así poner en una sola vía el desarrollo económico con la protección del patrimonio ambiental”, dijo Ana María Valencia, bióloga del grupo de Conservación de Ecosistemas del Dagma.

“Después de esta jornada de trabajo, la comunidad y todos los convocantes tienen una perspectiva tal vez más amplia pero sobre todo más interesante sobre su territorio y la importancia de este proceso, para proteger y conservar esta malla verde de importantes elementos naturales que posee la comuna”, expresó Vladimir Rojas, Coordinador técnico del proyecto por parte de la Fundación Funagua.

Finalmente, Ramiro Velásquez, integrante de uno de los comités ambientales de la comuna, agradeció al Dagma no sólo por la importancia de este recorrido, que les permitió mejorar el conocimiento acerca del territorio, sino también por la organización del mismo, generando un espacio para la integración entre vecinos.


Número de visitas a esta página 1424
Fecha de publicación 30/07/2017
Última modificación 30/07/2017

Versión 7.0.1

Powered by Nexura