Cali avanza en su sistema de gestión integrado de calidad del Aire

Cali avanza en su sistema de gestión integrado de calidad del Aire


Con el fin de prevenir y reducir la contaminación atmosférica en la ciudad, la Alcaldía de Santiago de Cali, a través del Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente, DAGMA, viene trabajando con la CVC y con el Instituto de Prospectiva, Innovación y Gestión del conocimiento de la Universidad de Valle en el marco del programa de Aire Limpio, para la implementación de nuevas estrategias y acciones en pro del mejoramiento de la calidad del aire de la ciudad. 

Teniendo en cuenta que en el país la contaminación atmosférica se ha constituido en uno de los principales problemas ambientales, ya que el deterioro de la calidad del aire ha propiciado que se incrementen los efectos negativos sobre la salud humana y el medio ambiente, nace el proyecto Aire Limpio para Santiago de Cali. 

Aire limpio es una propuesta que pretende identificar las causas de los principales problemas relacionados con las emisiones y su impacto en salud, el diagnóstico y mejoramiento del Sistema de Vigilancia de Calidad del Aire, la aplicación de medidas de reducción de la contaminación (plan de acción) y la evaluación costo beneficio de las medidas identificadas. 

Los avances del programa “Aire Limpio” se presentaron en términos de estrategias factibles a desarrollar durante el periodo de la administración 2016-2019 y evidenciaron los mecanismos jurídicos y técnicos que garantizarán la continuidad de las acciones, a través de un acuerdo municipal.

Según el profesor de la Universidad del Valle y director del Instituto de Prospectiva, Leonardo Solarte, “La consulta que se desarrolló por medio de talleres y reuniones, inició en el 2016 convocando actores de los sectores productivo e institucional, representantes de organizaciones comunitarias, ciudadanos representados por grupos como Pro bicicleta, al gremio de la salud, al gremio académico, a la Unidad Ejecutora de Saneamiento, entre otros”.

“El gran reto que implica el Plan de Acción es la articulación de los programas o proyectos que están desarrollando diferentes actores privados y públicos de la ciudad, en la medida en que se logré identificar el impacto en la reducción de la contaminación del aire.” Aseguró Luis Alfonso Rodríguez Devia director del DAGMA.

Actualmente, el Dagma cuenta con un Sistema de Vigilancia de la Calidad del Aire, que opera con nueve (9) estaciones automáticas que se han venido fortaleciendo y actualizando continuamente, con el Protocolo para el Monitoreo y Seguimiento de la Calidad del Aire, que debe operar como un Sistema Tipo IV-avanzado, de acuerdo al volumen y tamaño de la ciudad, según el Ministerio de medio ambiente, bajo los criterios establecidos en su manual de diseño contando básicamente con cuatro (4) estaciones de monitoreo de PM10, PM2.5, (material particulado) y Ozono).  Las 9 estaciones de monitoreo que hay en la ciudad son: La Flora, Compartir, Univalle, Pance, Cañaveralejo, Transitoria, Ermita, ERA-Obrero, Base Aérea-Acuaparque y el Centro de control. 

Entre las estrategias a resaltar estar las referidas a las Fuentes móviles (principales aportantes a la contaminación), donde se pretende implementar una logística sostenible para la ciudad, en esta se contemplan, los planes de distribución con bajas emisiones y la capacitación en prácticas de conducción eficiente para proveedores logísticos. A su vez, para el sector empresarial se presentan ciertos planes de movilidad sostenible dirigido al transporte público, transporte especial, transportes escolares y transporte de ambulancia.” 

Rodríguez Devia agregó que “para las Fuentes Fijas se fortalecerá el programa de carbono neutro a través de la asignación de estímulos y reconocimientos ambientales, además, la promoción de programas de eficiencia energética y cambio tecnológico. Finalmente, en el ámbito de Calidad de Aire, se establecerán acuerdos institucionales que permitan trabajar sobre el tema de cuenca atmosférica o ciudad región en donde se definan estrategias comunes entre los municipios cercanos para aportar a la calidad que se requiere en la ciudad de Cali”.

Según Gisella Arizabaleta, Jefe del grupo de Calidad del Aire del Dagma “En términos generales se puede concluir que la Calidad del Aire de la ciudad durante los últimos años, en una mayor proporción, ha sido de buena calidad, salvo en algunas ocasiones donde los niveles han sido moderados particularmente influenciados por el Material Particulado ultrafino menor a 2.5 micras y el Ozono Troposférico, según lo determinado en el análisis histórico del Índice de Calidad del Aire.”

“Para nosotros este proyecto es de gran importancia en la agenda de la Autoridad Ambiental, que requiere compromisos intersectoriales para prevenir la contaminación del aire de la ciudad, y poder seguir gozando de una buena calidad del aire, a partir del control, seguimiento y gestión compartido, y la implementación y seguimiento del Plan de Acción que será la hoja de ruta que nos hemos trazado”, señaló Janeth Alegría Copete, Subdirectora de Gestión Ambiental del Dagma.

Finalmente, el director del Dagma concluyó que “se espera la articulación con diferentes actores para priorizar acciones, roles, fuentes de financiamiento y ajustes que se consideren necesarios, así como la socialización con la comunidad que es vital, para socializar y concientizar sobre cómo podemos contribuir a mejorar la calidad del aire de nuestra ciudad”.


Número de visitas a esta página 1867
Fecha de publicación 23/03/2017
Última modificación 23/03/2017

Versión 7.0.1

Powered by Nexura