Los sabores de Colombia se dieron gusto en los museos de Cali

Los sabores de Colombia se dieron gusto en los museos de Cali


El talento, la juventud y la belleza de la mujer vallecaucana deslumbró el Día Internacional de los Museos, fecha en la que la apuesta integradora de la administración del alcalde Maurice Armitage logró unir a 12 museos de Cali para que, de manera gratuita, abrieran sus puertas al público y mostraran el patrimonio cultural que reposa y se conserva en estos centros históricos.

Aunque todos los museos de Cali estuvieron llenos de principio a fin, el pasado domingo 18 de mayo, sorprendió la muestra pictórica exhibida en el Teatro de Arte Moderno La Tertulia, entidad que en alianza con la marca Oster promovió la campaña ‘Sabores de Colombia, arte inspirado en nuestros ingredientes de origen’, dirigida a jóvenes entre 16 y 24 años.

En una de sus salas se exhibieron las 12 obras finalistas de las 140 que se presentaron a nivel nacional y de la cuales, tres de las cuatro ganadoras, fueron de jóvenes vallecaucanas que potencializarán su talento estudiando artes plásticas en reconocidas instituciones educativas de Cali, gracias a los 10 millones de pesos a los que cada una se hizo acreedora como ganadores del  concurso.

De las 12 obras seleccionadas, ocho semifinalistas se hicieron acreedoras a un premio de 2 millones de pesos, cada una, destacándose: ‘El choclo, una construcción social’, de Sofía Vélez; ‘Moras, dulce esfuerzo’, de Jefferson González; ‘Chontaduro, la fruta de la felicidad’, de María Isabel Sanabria; ‘Construcción de un sabor’, de Carlos Cortés; ‘El sabor de mis abuelos’, de Estefany Duque; ‘El sabor y experiencia agridulce de la chicha’, de Ivonne Cárdenas; ‘Carantanta’, de Sebastián Castro y ‘Pesquemos historia’, de Mariana Rojas.

Las cuatro obras ganadoras fueron: ‘Ágape’, de Sergio Palacio (Pereira); ‘De la sonrisa del Valle, la magia del sabor’, de María Camila Carvajal (Cali); ‘Chontaduro a la vista’, de Julieth Vallecilla (Cali) y ‘Mi encuentro con la dulce tierra’, de María Kanaseki (Dapa – Yumbo).

La artista María Camila Carvajal, egresada del Colegio Ideas y actual estudiante de Artes Visuales en la Pontificia Universidad Javeriana de Cali, se mostró contenta y agradecida con la convocatoria Oster – La Tertulia, por considerar que este tipo de iniciativas culturales promueven el surgir de las promesas jóvenes de la región.

Respecto de su obra ‘De la sonrisa del Valle, la magia del sabor’, dice que su elaboración fue todo un reto, pues se inspiró en los rostros de quienes disfrutan un cholado con leche condensada, frutas y todos sus ingredientes. El reto fue combinar la cultura, la tradición y el sabor regional en una cara sonriente que mostrara la Cali alegre y rumbera y un Valle del Cauca dulce y soleado.

Los sabores de Colombia se dieron gusto en los museos de Cali

Julieth Vallecilla despertó su vena artística y su creatividad en el Tecnocentro Cultural ‘Somos Pacífico’ del barrio Potero Grande en el Distrito de Aguablanca de Cali, dado que ella es vecina del sector.

Su entorno fue la fuente de inspiración de su obra ‘Chontaduro a la vista’, pues manifiesta que muchas de sus vecinas derivan su sustento de la venta del chontaduro. Hizo trabajo de campo con las platoneras que venden en La Casona, habló con ellas acerca de las dificultades que tienen para criar sus hijos y nietos vendiendo esta fruta exótica y de allí nacieron los momentos que plasmó en tres platones: uno, la abundancia; dos, la fuente de ingresos; tres, el fruto en tercera dimensión.

“Ahora, con estos 10 millones de pesos que me dieron por haber ganado, voy a ingresar a estudiar artes plásticas en el Instituto Departamental de Bellas Artes de Cali, donde aspiro a pulir mi técnica y convertirme en una artista de amplia proyección. Ya con la convocatoria artística me dieron el empujoncito y voy a aprovecharlo”, manifestó Julieth.

Los sabores de Colombia se dieron gusto en los museos de Cali

Y la otra ganadora: María Kanaseki, actual estudiante del colegio Jefferson de Cali y residente en el corregimiento de Dapa, plasmó su obra con algo que le salió del alma: ‘Mi encuentro con la dulce tierra’.

Tituló así su obra porque ella nació en Tokyo (Japón) -hija de padre japonés y madre colombiana y a los cinco años la trajeron a Cali. Recuerda como si fuera ayer, que al bajar del avión le impactaron la cantidad de colores, olores y sabores de esta región, el verde de las montañas y la luminosidad del trópico.

“Cuando probé por primera vez un mango, me puse a llorar. Nunca había sentido una textura tan tierna, dulce y jugosa, por lo que, durante mucho tiempo, esa fue la base de mi alimentación, combinada con otras frutas, siempre frutas que no había conocido en mi país de origen. Me reencontré con mi tierra”, manifestó María.  

Al conocer la convocatoria ‘Sabores de Colombia, arte inspirado en nuestros ingredientes de origen’, María no dudó en participar y mucho menos en saber cuál obra iba a crear y cómo la iba a titular.

“Lo primero que hice fue plasmar con marcadores y óleos la Pachamama, esa madre tierra que nos da todo. Después dibujé vegetación y frutas, muchas frutas, porque es tanta la variedad que tenemos, que sería injusto dejar alguna por fuera. Y ahora que voy a ingresar a estudiar Artes Visuales en la Pontificia Universidad Javeriana de Cali, voy a trabajar esa temática y a pulir mi técnica”, dijo con orgullo la joven colombo japonesa a la que conocer el trópico le cambió la vida.

Los sabores de Colombia se dieron gusto en los museos de Cali

La convocatoria Oster – La Tertulia, las unió. Pero la iniciativa de la Alcaldía de Cali de visibilizar 12 museos en simultánea, las catapultó. Por lo que desde ya estos tres jóvenes talentos son el orgullo de una región que ve en la educación y la cultura el gran futuro del Valle del Cauca.

 

William López Arango.


Número de visitas a esta página 311
Fecha de publicación 21/05/2019
Última modificación 21/05/2019

Versión 7.0.1

Powered by Nexura