Naidí: el “súper fruto” que debes probar en Timbiquí

Naidí: el “súper fruto” que debes probar en Timbiquí


El Festival Petronio Álvarez ha permitido redescubrir la multiplicidad de la riqueza cultural y también el acaudalado patrimonio natural del Pacífico colombiano. La quinta zonal clasificatoria de este festival de música que llega a su vigesimotercera versión, se hizo en Timbiquí, uno de los lugares con mayor biodiversidad en el mundo.

Entre su gran variedad, de estas tierras nace la palma de naidí, la cual brota su fruto que se da en la selva amazónica y en el pacífico colombiano, únicos lugares en el mundo en donde se produce por su alta humedad. Sus propiedades le apuntan a las tendencias alimenticias y lo elevan a la categoría de súper fruto porque resulta beneficioso para el organismo.

El naidí es un fruto energético que proporciona beneficios al sistema nervioso porque contiene ácidos grasos esenciales como omega 3, 6 y 9. Tiene alto contenido de antioxidantes, vitaminas A, B y C que fortalecen el sistema inmunológico y es rico en fibra, favorable para el sistema digestivo.

Y mientras la ciencia le atribuye todos estos beneficios al naidí, en Timbiquí, una de las zonas del Pacífico colombiano en donde germina, los que lo siembran, los que trabajan con este fruto ancestral, saben que es una sensación porque es una fórmula antienvejecimiento.

De ello, nos enteramos en desarrollo de la jornada clasificatoria del Festival Petronio, un espacio que exalta y reconoce la pluralidad de una cultura, de sus tradiciones y de quienes son difusores de su sabiduría ancestral.

Ahí conocimos a la timbiquireña, Adelaida Sinisterra, quien sobre el naidí aseguró: “es una fruta y un alimento muy potente, aumenta mucho la sangre, es vitamina, es producto de aquí de nuestra tierra”.

Y, mientras Adelaida se prepara para irse al parque a vender esa fruta, el timbiquireño, Agustin Palacio, madruga para traerlo.

Machete en mano, Agustín sale a las 3:00 a.m. para penetrarse en la selva unos 300 metros y buscar la palma que produce este fruto, cuyo nombre científico es (Euterpe Oleracea y Euterpe Precatoria). Su fuente de trabajo proviene de allí y, por eso, durante la mañana toda su fuerza está concentrada en sus manos y agilidad. 

“Yo tengo que aprovechar porque la cosecha se da dos veces al año y, como dicen por ahí, con esto yo me hago mi diciembre, además, al que madruga Dios le ayuda. La verdad es que somos privilegiados porque acá la naturaleza es rica y abundante, todo no lo provee ella”.

Un estudio de la Universidad de Florida reveló que el naidí, al ser uno de los frutos más ricos en antioxidantes del planeta (posee más del doble de antioxidantes que los arándanos y 17 veces más que las uvas), retarda el envejecimiento de quien lo consume.

Una de las recetas típicas en Timbiquí, es el zumo o el ‘pepiado’ y esa sí que la sabe preparar Adiela. “El naidí se lava, se pone a tibiar con un poquito de agua al calor que aguante la mano, se deja reposar unos 15 minutos y se verifica que esté ‘blanditico’. Lo amasa y le ‘merma’ la pepa; si se lo quiere comer ‘pepiado’. Y si lo quiere tomar en zumo, lo amasa y le saca un poquito de agua del mismo naidí, retira las pepas y luego lo cierne, saca el zumo bien espesito y si quiere le echa leche o se lo toma natural”, explicó Adiela.

El pepiado es coger las pepas y mermarle un poco dejarlas en la olla y de ahí echarle el azúcar o la sal. Nadie se resiste a esta delicia, es un alimento esencial en el comedor de todo timbiquireño.

 

Yuliana Valencia Bermúdez


Número de visitas a esta página 1071
Fecha de publicación 20/05/2019
Última modificación 20/05/2019

Versión 7.0.1

Powered by Nexura