La discapacidad no es un límite para la sanación de Lorena, víctimas del conflicto armado.

La discapacidad no es un límite para la sanación de Lorena, víctimas del conflicto armado.


De acuerdo con el Registro Único de Víctimas, en Colombia, existen más de tres millones de personas discapacitadas como consecuencia de conflicto armado interno. Lorena Valdez, es una de ellas, que contando su historia de vida hace un proceso de sanación interno.

Hace cuatro años, tuvo que soportar la invasión a su vivienda, por parte de grupos armados, quienes, frente a su familia, la ultrajaron y privaron de su libertad. Fueron varios meses en los que estuvo a manos de estas personas, “Recordar ese momento, todavía es doloroso.  Es más, nunca dejará de doler, es una herida que cada que te tocan sangra, pero también te dice que lo que has aprendido, te ha fortalecido, porque ya lo puedes contar”, dijo Lorena.

Producto de lo vivido durante su cautiverio, sufrió un ACV (accidente cerebrovascular), situación que la dejó un año en una silla de ruedas y usando pañales, debido que su cuerpo se paralizó totalmente. Con estos dos hechos victimizantes, se da inicio a su ruta de atención integral a víctimas, establecida en la ley 1448 y la cual, desde el enfoque diferencial, se dictaron medidas de ayuda humanitaria, atención, asistencia y reparación integral, la cual fue trabajada,  centrándose  en sus  género y situación de discapacidad.

Su proceso de recuperación no fue fácil, debido a que tuvo que someterse a un tratamiento médico largo. En compañía de la Alcaldía de Cali, por medio de la Secretaría de Salud, se le brindó el apoyo en cuanto a citas, terapias, y atención psicosocial, proceso que también benefició su familia. Hoy Lorena cuenta con el apoyo de la Subsecretaría de Atención Integral a Víctimas, que le ha brindado acompañamiento en el nuevo proceso que emprendió este año, (MUVI), una mutual para víctimas de violencia sexual y otros hechos victimizantes, en la que ella lidera el componente de discapacidad.

Es así como ha tenido la oportunidad de formarse académicamente, para ejercer acompañamiento a aquellos que han visto en ella un referente de superación y desde donde trabaja por la salud mental y emocional de estas personas. Además, cuenta con un grupo dentro de su comunidad, con los cuáles se reúne una vez a la semana, donde se les da asesoría jurídica, insumos médicos, capacitaciones en artes y bisutería.

Lorena, se define como una mujer alegre y trabajadora.  Con el dinero que recibió por parte del gobierno nacional, tuvo la oportunidad de montar una tienda en su barrio, el cual es su fuente de ingreso económico. Es así, como ella invita y motiva a las personas que aún no se atreven a declarar su hecho, a que no les de miedo, “Para mí la aceptación fue una gran barrera, pero en mi proyecto de vida tengo como lema: que tu discapacidad no se vuelva un límite, por eso amo esta enfermedad “.

 


Número de visitas a esta página 337
Fecha de publicación 14/12/2018
Última modificación 14/12/2018

Versión 7.0.1

Powered by Nexura